Manual de interpretación consecutiva y simultánea
6.png




Málaga
Universidad de Málaga
128 pp.
Autora: Nerea Bueno Gil



RESUMEN



La interpretación no ha adquirido todavía el lugar que le corresponde ni como tema de investigación ni como profesión, debido a dos factores: el desconocimiento de esta disciplina y La interrelación entre interpretación y traducción.
Esta disciplina, es quizás una de las profesiones más viejas del mundo ya que se tienen referencias a interpretes en textos antiguos de distintas civilizaciones (Egipto, Grecia, Roma, etc.).
La primera vez que se utilizó la interpretación consecutiva en un encuentro internacional fue en la conferencia de paz al final de la Primera Guerra Mundial. Al principio los oradores interrumpían sus discursos para dar paso a la traducción, más tarde con el desarrollo de esta disciplina, se pasó a la toma de notas, que evitaba estas interrupciones.
Posteriormente, y debido a que este tipo de interpretación alargaba excesivamente las conferencias, fue naciendo la interpretación simultánea, que es actualmente el modo de interpretación más usado en conferencias.
La interpretación comenzó a enseñarse en Francia antes de la Revolución Francesa para promover el comercio con las colonias. Pero fue en 1941 y en Ginebra, cuando se fundó la primera escuela de interpretación por intérpretes de la Sociedad de Naciones.
Se considera que existen dos tipos de interpretación: la interpretación de conferencias, que es la más enseñada en las escuelas y la que más prestigio tiene, y la interpretación comunitaria, utilizada por individuos en sociedades multiculturales. Se considera interpretación comunitaria a la Interpretación médica, jurídica y de relaciones sociales.
Respecto a los modos de interpretación, distinguimos entre: Profesional y no profesional; visual y oral; sin material electrónico, dentro del cual encontramos el susurro, interpretación a viva voz, consecutiva integra, consecutiva resumida, semi-consecutiva; y con material electrónico, dentro del cual se integran la interpretación simultánea integra, la simultanea resumida, la semi-simultanea, la interpretación a la vista y el subtitulado en directo.

TRADUCCIÓN VS INTERPRETACIÓN

Hay que destacar la existencia de una asumida interrelación entre traducción e interpretación. Para muchas personas, la interpretación no es otra cosa que traducción oral, y por ello piensan que no merece ser objeto de investigación fuera de la traducción, y su teoría no debe ser otra que la teoría de la traducción.
Para entender la diferencia entre estas dos disciplinas hay que conocer, primeramente, la diferencia entre lenguaje oral y lenguaje escrito. Aparentemente, el intérprete escucha lenguaje oral y crea lenguaje oral, sin embargo el lenguaje oral en interpretación tiene unas características diferentes, que veremos más adelante en el comentario.
El proceso de interpretación como cualquier otro proceso consta de unas determinadas etapas: La etapa previa, la documentación y las etapas posteriores que participan en el proceso: la comprensión auditiva del mensaje y la transmisión del lenguaje.
Para el traductor, la traducción de la lengua constituye el proceso de su actividad. Para el intérprete, sin embargo, estos elementos tan solo le sirven para evocar el sentido no verbal e implícito del mensaje que con ayuda de sus conocimientos a corto y largo plazo ha podido captar.
EL PROCESO DE LA INTERPRETACION CONSECUTIVA

En primer lugar es necesario conocer la definición de este tipo de interpretación, la interpretación consecutiva es aquella en la que en primer lugar se recibe y comprende un mensaje en una lengua y en segundo lugar a través de la toma de notas se reelabora el mensaje en otra lengua diferente y se transmite a un auditorio.
Consta de dos partes: La recepción y comprensión auditiva (conversión de palabras en sentido) y La transmisión del mensaje (conversión de ese sentido en palabras).
En la primera se produce el encuentro del intérprete con el orador, se recibe el mensaje y su produce la comprensión del mismo. En esta etapa intervienen activamente la memoria (a corto y a largo plazo), la atención, la toma de notas (característica de este tipo de interpretación), la documentación (muy importante para posibilitar la correcta comprensión del mensaje).
En la segunda etapa, la transmisión del mensaje, el intérprete se convierte en orador y su fin principal es comunicar el mensaje que previamente recibido y comprendido. Aquí interviene la lengua (herramienta de trabajo), el vocabulario del discurso y las técnicas de hablar en público.
INTERPRETACIÓN SIMULTÁNEA

La interpretación simultánea es una compleja actividad de procesamiento que consiste en la escucha de una unidad de sentido en una lengua de partida a través de un material electrónico, a la vez que otra unidad de sentido, previamente escuchada, está siendo transformada en una lengua término. Hoy en día es el modo de interpretación más utilizado. Combina procedimientos aprehensibles con capacidad innata y su aprendizaje se realiza a través de la práctica. Aunque muchos intérpretes se iniciaron en la interpretación simultánea sin ningún tipo de preparación previa, hoy en día existen ejercicios que ayudan a adquirir esta técnica.
Existen varios tipos de ejercicios: Cloze, shadowing, time-lag, traducción a la vista, ejercicios de anticipación, ejercicios de cifras y nombres propios, ejercicios de cabina, ejercicios de relé, etc. Procederemos a explicar todos ellos en el posterior comentario.
Así de esta forma el resumen se ha planteado con la finalidad de mostrar más fácilmente la estructura de este libro y así posteriormente, en el comentario, ampliar y completar lo que aquí se ha mencionado o definido de forma escueta. Y así, persiguiendo un primer encuentro con el libro más directo y estructurado, se procede mas tarde a una descripción mucho más exhaustiva de lo que en él aparece.

COMENTARIO



Este comentario está planteado de forma esquemática para facilitar la comprensión de la información que aquí aparece y de esta forma, poder acceder con mayor rapidez al tema concreto que nos interese. Empezamos el comentario con una introducción a la historia de la interpretación:

a) Historia de la interpretación
La interpretación no ha adquirido todavía el lugar que le corresponde ni como tema de investigación ni como profesión, debido a dos factores:
  • El desconocimiento de esta disciplina
  • La interrelación entre interpretación y traducción
La interpretación es quizás una de las profesiones más viejas del mundo ya que se tienen referencias a interpretes en textos antiguos de distintas civilizaciones (Egipto, Grecia, Roma…). Pero la interpretación es mucho más antigua, incluso en la prehistoria, donde no había un código de representación escrita, pero sí hubo relaciones interpersonales e intercomunitarias, por lo que tuvo que haber también traducción oral e interpretación. Por esta razón la traducción, referida a textos escritos, surgió después que la interpretación, pues fue cuando ya se habían forjado los códigos escritos y de esta forma, las diferencias entre lenguas, cuando empezó a surgir.
La primera vez que se utilizo la interpretación consecutiva en un encuentro internacional fue en la conferencia de paz al final de la Primera Guerra Mundial. Al principio los oradores interrumpían sus discursos para dar paso a la traducción, más tarde con el desarrollo de esta disciplina, se pasó a la toma de notas, que evitaba estas interrupciones.
Posteriormente, y debido a que este tipo de interpretación alargaba excesivamente las conferencias, fue naciendo la interpretación simultánea, que es actualmente el modo de interpretación más usado en conferencias.
La interpretación comenzó a enseñarse en Francia antes de la Revolución Francesa para promover el comercio con las colonias. Pero fue en 1941 y en Ginebra, cuando se fundó la primera escuela de interpretación por intérpretes de la Sociedad de Naciones.
b) Tipos y modos de interpretación
No se debe confundir tipos de interpretación con modos, pues los primeros se crean a partir del ámbito socio-profesional al que pertenece el texto original y los segundos son las variaciones que se producen en la traducción según las características del TO y de la traducción. (Amparo Hurtado Albir)
Tipos de interpretación:

Modos de interpretación:
  • Profesional y no profesional
  • Sin material electrónico:

­ Susurro: interpretación al oído
­ A viva voz: hablar en voz alta en vez de susurrar
­ Consecutiva integra que debe mantener todos los detalles del orador original cuando este ha terminado su discurso.
­ Consecutiva resumida: ideas esenciales del discurso
­ Semi-consecutiva: hecha en fragmentos breves.

  • Con material electrónico:

­ Simultánea integra: se interpreta a la vez que habla el orador.
­ Simultanea resumida
­ Semi-simultanea: cuando el mismo discurso tenía que ser traducido a otras lenguas (ya no se utiliza).
­ A la vista: a partir de un texto escrito
­ Subtitulado en directo: consiste en interpretar un programa de TV a un taquígrafo que va escribiendo los signos en un ordenador y a su vez los va convirtiendo en escritura normal.
Hay que destacar la existencia de una asumida interrelación entre traducción e interpretación. Para muchas personas, la interpretación no es otra cosa que traducción oral, y por ello piensan que no merece ser objeto de investigación fuera de la traducción, y su teoría no debe ser otra que la teoría de la traducción.
Para entender la diferencia entre estas dos disciplinas hay que conocer, previamente, la diferencia entre lenguaje oral y lenguaje escrito. Hemos procedido a la elaboración de esta tabla aclarativa para de esta forma, poder contrastar mejor las características de uno y otro.




Diferencia entre lenguaje oral y escrito
Lenguaje hablado
Lenguaje escrito
  • Elementos prosódicos: entonación y ritmo
  • Elementos paralingüísticos: voz, lenguaje corporal
  • Características indéxicas: la tensión del orador
Carece de estos elementos
Poco denso, abundan elementos de relación y deixis (pronombres, determinantes pronominalizados…)
Más denso: Las frases tienden a la subordinación y la redundancia es menor que en el lenguaje hablado.
Términos léxicos de alta frecuencia, fronterizos con los gramaticales
Términos léxicos de alta frecuencia
Dinámico: se mantiene siempre en movimiento
Estático: existe y perdura en el tiempo
Relación directa ente emisor y receptor
La relación entre emisor y receptor no tiene lugar en el mismo tiempo ni espacio

Aparentemente, el intérprete escucha lenguaje oral y crea lenguaje oral, sin embargo el lenguaje oral en interpretación tiene unas características diferentes.
En un contexto ideal el intérprete transmite el mensaje oral de un orador, pero en ocasiones este mensaje oral es la lectura de un texto escrito. El intérprete convierte un discurso escrito en un discurso oral. El discurso en interpretación pertenece por lo tanto a una zona limítrofe y común entre el lenguaje oral y el lenguaje escrito, una zona que comparte con el proceso de interpretación.
Etapas de del proceso de la interpretación
El proceso de interpretación, como cualquier otro proceso consta de unas determinadas etapas: Una etapa previa, la documentación, que se realiza antes de llevar a cabo el proceso interpretativo, y dos etapas que se llevan a cabo durante el proceso, la comprensión auditiva y la transmisión del mensaje
Etapa previa: la documentación que comienza en el mismo momento en que este conoce el tema. A diferencia del traductor el intérprete no puede documentarse a la vez que interpreta el mensaje del orador sino que tiene que hacerlo previamente.
  1. Comprensión auditiva:

  1. Transmisión del lenguaje:

Para el traductor, la traducción de la lengua constituye el proceso de su actividad. Para el intérprete, sin embargo, estos elementos tan solo le sirven para evocar el sentido no verbal e implícito del mensaje que con ayuda de sus conocimientos a corto y largo plazo ha podido captar.

EL PROCESO DE LA INTERPRETACION CONSECUTIVA



Consta de dos partes:

  1. LA RECEPCIÓN Y COMPRENSIÓN AUDITIVA
En esta etapa se produce el encuentro del intérprete con el orador. Es una etapa imprescindible pues si no se lleva a cabo correctamente la transmisión del mensaje no tendrá lugar o no será eficaz, y su función comunicativa no se habrá cumplido. Esta fase está determinada por tres tipos de factores:
a) Factores dependientes del intérprete: la escucha atenta, el conocimiento de la lengua extranjera y de la cultura, la documentación, las estrategias…
b) Factores ajenos al intérprete: características del orador, posición del intérprete en la sala, factores emocionales…
c) Factores propios de su labor de intérprete: el intérprete no es el receptor del discurso y además escucha el mensaje en una lengua y tiene que transmitirlo en otra.

Estos factores intervienen en la escucha del intérprete lo diferencian del receptor normal. Escuchar no es oír, es un proceso más complejo basado en una serie de etapas que determinan como escuchamos y como captamos información. Etapas de escucha:
  1. Etapa sensitiva: atendemos al orador y a su mensaje
Al contrario que el receptor normal, el intérprete no puede en ningún momento desconectarse y dejar de escuchar el mensaje. En la mayoría de los casos, se enfrentará con una información densa, supuestamente estructurada y leída.
El tipo de escucha que utiliza el intérprete es la “Escucha Calco”: a partir de la escucha de un mensaje, hay que reproducir fielmente el mensaje producido por el orador. En esta escucha, el intérprete debe captar todos los elementos significativos de la producción del orador (vocabulario específico, sentido, forma, intención, entonación…). Forma parte de esta escucha claco un elemento muy importante: la memoria a corto y largo plazo.
a) La memoria en la interpretación consecutiva: memoria a corto y a largo plazo
La memoria en la interpretación consecutiva es la comprensión del sentido que levan las palabras. Es una memoria no verbal que no recuerda palabras, sino sentido. La comprensión del intérprete está supeditada a los conocimientos que tiene el interprete sobre un tema, a la atención prestada y a las estrategias elegidas.
Gracias a su memoria a corto plazo, el intérprete puede recordar lo dicho por el orador. Esta memoria es fugaz y solo mantiene la información momentáneamente. La memoria a largo plazo se utiliza para crear asociaciones de ideas con los conocimientos qua almacenó durante su etapa de documentación y para activar todos los conocimientos sobre la lengua.
En la memoria a corto palazo tiene lugar dos actividades durante el proceso de interpretación:
  1. La activación del recuerdo cuando el interprete toma su papel de orador

b) La atención
La atención es aun más importante para el intérprete que para el receptor normal, pues sin ésta jamás podría poner en funcionamiento el proceso de la interpretación.
La atención es necesaria en ambas etapas de la interpretación por la simultaneada de actividades que hay que llevar a cabo. Durante la etapa de percepción y comprensión del mensaje, el intérprete debe simultanear la percepción, comprensión y fijación de la información. En la segunda etapa, la transmisión del mensaje, debe simultanear la exposición, el recuerdo y la autoescucha.
c) La toma de notas
Las notas son necesarias para reactivar el recuerdo y facilitar la concentración. Cuando el intérprete realiza la toma de notas, anota la información contextualizada (aquella que puede ser anticipada por el entorno de la situación o por el contexto del texto) y no contextualizada (aquella que no se puede anticipar por ninguna de estas circunstancias.
El intérprete tan sólo anotará aquello que comprenda y que después vaya a transmitir, pues tampoco emitirá aquello que no entendió. Cada palabra anotada debe corresponder a una idea, no se intentarán anotar todas las palabras de un texto sino solo aquellas que ayuden mas tarde a desarrollar las ideas expuestas por el orador. Una palabra puede sintetizar una idea compleja y reactivar el recuerdo. El intérprete debe anotar las ideas comprendidas y no las palabras entendidas.
La simbología utilizada por el intérprete en la toma de notas debe ser personal, pues no existe un sistema concreto, cada texto tendrá sus propias necesidades y muchos símbolos se crearán sobre la marcha. Los símbolos, por tanto, no corresponden a palabras en contexto sino a unidades en sentido. Estos símbolos ayudaran al intérprete a recordar toda la secuencia de una idea y a liberarse de las palabras utilizadas por el orador.
Sin embargo, la toma de notas también tiene peligros, pues ésta dificulta la concentración haciendo que el intérprete pierda parte de la información. En la etapa de transmisión del mensaje las notas pueden ser peligrosas si se han anotado sin comprender el sentido o sin escuchar la información. Por eso deben ser anotadas con claridad evitando anotar en forma horizontal, para que el intérprete pueda apoyarse en ellas manteniendo el contacto visual con el auditorio. El significado de los símbolos es personal e inmediato.
Los mapas mentales, la toma de notas propuesta por Buzan ayuda al alumno de interpretación a evitar apuntar palabra por palabra y a amentar su actividad y contribuir a su concentración en la etapa de escucha. Los mapas mentales consisten en la anotación empezando en el centro de la página y continuando en forma de ramificaciones siguiendo las agujas del reloj, pues la mente del hombre organiza y trabaja de forma concéntrica.
d) La documentación
En la etapa de escucha, el intérprete crea asociaciones de ideas entre los nuevos conocimientos y los ya existentes en su memoria a largo plazo. Este ejercicio permite que comprenda el mensaje del orador, capte el sentido del mensaje y pueda reconstruir el mensaje para sus clientes. Para que sea posible esta asociación de ideas, el intérprete debe tener conocimientos pasivos almacenados en su memoria a largo plazo, es decir, tiene que estar documentado sobre el tema y conocer la terminología.
La documentación se realiza en 4 etapas:

Para poder interpretar con éxito, el intérprete no solo deberá conocer profundamente su segunda lengua, sino también la cultura del país, así como su lengua materna y su propia cultura. Sin embargo, en muchos casos el orador emitirá un mensaje en una lengua que no se corresponde con la de su país de origen. En este caso el intérprete deberá documentarse sobre los rasgos que caracterizan el país del orador y el lenguaje corporal de éste para evitar confusiones.
El hecho de que el inglés se hable como primer o segundo idioma en tantos países dificulta la labor interpretativa, pues su ejercicio de escucha puede verse afectado negativamente por el acento, el vocabulario, por la falta de conocimientos sobre la cultura de origen…

  1. LA TRANSMISIÓN DEL MENSAJE
El intérprete se convierte en orador, pues emite un mensaje oralmente y se dirige a un público, pero es también un mensajero pues las ideas que transmite no le pertenecen. El fin principal del intérprete es comunicar, es decir, que llegue el mensaje fielmente al auditorio y que este sea comprendido.
El intérprete y la lengua
La lengua es una herramienta de trabajo para el intérprete y tiene valor instrumental. Las palabras del orador quedaron reducidas al sentido y ahora empieza el proceso por el cual el intérprete vuelve a darle cuerpo, forma verbal a ese sentido para que pueda ser captado y comprendido por su público. El sentido y no la forma verbal es lo que debe permanecer en el intérprete durante el proceso de la interpretación, tanto en la etapa auditiva, como durante la exposición del mensaje.
El intérprete debe ser capaz de crear la mejor fórmula para transmitir el sentido y el estilo del mensaje causando el mismo efecto. En interpretación consecutiva el intérprete tiene un intervalo de tiempo entre la percepción auditiva y la transmisión del mensaje, que le da la posibilidad de escapar de la contaminación lingüística al olvidar las palabras del orador.
El intérprete trabaja por lo general hacia la lengua materna. Muchos intérpretes principiantes prefieren interpretar hacia la lengua adquirida para sentirse más seguros. Al utilizan el principiante su segunda lengua para transmitir el mensaje, este utiliza estructuras y vocabulario conocidos mientras que si utiliza la segunda lengua para la etapa auditiva se arriesga a no poder llegar a comprenderlo todo. Si el intérprete no es totalmente bilingüe o no domina bien la segunda lengua, la interpretación hecha en la lengua adquirida estará llena de errores y calcos.
El intérprete debe ser un buen orador. Cuando transmite el mensaje del orador original, no puede ceñirse a sus patrones propios de hablar en público, sino que deberá adaptarse a los del orador original, por lo tanto se verá desprovisto de su propio de su propio estilo como orador.
El vocabulario
Todo discurso contiene términos unívocos. Para todas estas palabras el intérprete tendrá que aportar una traducción o equivalencia. La traducción del intérprete siempre es contextual (reexpresión creativa de los equivalentes lingüísticos en un contexto dado) y convencional (aquella que ofrece los equivalentes de términos en un sector determinado). La interpretación es la expresión verbal de cosas y conceptos a través de equivalentes lingüísticos de carácter momentáneo. Pero, contrariamente a lo que se piensa a veces, el intérprete no tiene que ser un diccionario andante. Su riqueza de vocabulario debe ser comparable a la del hombre culto. Al documentarse sobre la terminología de los temas que interpreta, aumenta constantemente su vocabulario en las lenguas con las que trabaja.
Transmisión del mensaje y técnica de hablar en público
a) El discurso
El intérprete no es el creador del texto, su función consiste en reconstruir conforme a un patrón prestado, el discurso original, otro discurso que tiene que tener el mismo sentido, estilo e intención, que el autor del patrón le donó.
b) Las habilidades verbales, no verbales y vocales.
El intérprete, al igual que cualquier orador, debe concentrarse en mejorar su expresión y activar su autoescucha mientras emite su interpretación. Debe ser consciente de las palabras que enuncia y de su conjunción con las ideas del discurso.
c) La activación del recuerdo en la transmisión del mensaje
Cuando el intérprete activa el recuerdo del discurso del orador, reconstruye y no repite el mensaje original. Pero toda esta información que va a ser expresada está expuesta a interferencias de elementos externos e internos del texto, o por falsas expectativas. El intérprete siempre está expuesto a estas circunstancias y tan solo su concentración mientras escucha y habla, junto con un análisis eficaz del texto en la etapa de almacenamiento, y un buen conocimiento de la lengua extranjera, podrán aminorar o disminuir el efecto de las interferencias.
d) Práctica
Influye directamente en la actuación del intérprete y está unido a la memoria. El ser humano automatiza muchos procesos a través de la práctica.
e) La atención

f) El auditorio
Es el receptor y destinatario de la interpretación. La interpretación es un proceso comunicativo, y como tal es un camino de dos sentidos, uno de ida y otro de vuelta. Del mismo modo que el intérprete debe documentarse sobre el tema de la conferencia, deberá a su vez informarse sobre el tipo de auditorio al que se dirigirá, y durante su actuación, deberá ser consciente de las reacciones de su auditorio.
g) Miedo a hablar en público
El miedo a hablar en público o a interpretar se ve siempre afectado por las circunstanciasen las que tiene lugar la actuación. El nerviosismo no es siempre negativo, pues un cierto grado de este es normal y natural.

INTERPRETACIÓN SIMULTÁNEA



La interpretación simultánea es una compleja actividad de procesamiento que consiste en la escucha de una unidad de sentido en una lengua de partida a través de un material electrónico, a la vez que otra unidad de sentido, previamente escuchada, está siendo transformada en una lengua término. Hoy en día es el modo de interpretación más utilizado.
La interpretación simultánea como técnica además de habilidad combina procedimientos aprehensibles con capacidad innata y su aprendizaje se realiza a través de la práctica.
Muchos intérpretes se iniciaron en la interpretación simultánea sin ningún tipo de preparación previa. Hoy en día existen ejercicios que ayudan a adquirir esta técnica.

Tipos de ejercicios
  • Cloze:

  • Shadowing:
a) Parrot style: repetición palabra por palabra sin desfase
b) otra en la que se empieza a repetir el discurso del orador una vez escuchada la primera unidad de sentido, manteniendo un desfase a lo largo del discurso.
El ejercicio de shadowing contribuye a la adaptación del alumno a hablar y escuchar a la vez.
  • Time-lag:

  • Traducción a la vista:

  • Ejercicios de anticipación:
Resumen de los ejercicios:
­ El ejercicio de Cloze ejercita la capacidad de análisis, así como la búsqueda de equivalentes.
­ El ejercicio de shadowing entrena al alumno a monitorizar su output a la vez que escucha un input que pronto se convertirá en output.
­ El ejercicio de time-lag ejercita la memoria del candidato y le mantiene alerta almacenando y activando input y output.
­ Los ejercicios de anticipación contribuyen a desarrollar todas estas facetas.
Ejercicios dirigidos hacia los elementos subordinados al proceso
El discurso: a pesar de que todos los discursos sean diferentes, algunos elementos como las cifras y los nombres propios se repiten en cada uno de estos y ofrecen al intérprete especial dificultad. Por tanto es necesario realizar:
a) Ejercicios de cifras: poseen una cierta dificultad, al no ser semánticos y a veces imprevisibles cuando aparecen en contextos que carecen de discurso. Mientras que el discurso continuo de cualquier orador es altamente semántico y se procesa en el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, las cifras se procesan en el hemisferio derecho y necesitan más tiempo para procesarse. La situación se complican aún más cuando las cifras representan sistemas de mediadas que no se corresponden con el sistema español.

b) Ejercicios de nombres propios: son también particularmente difíciles para el intérprete, sobre todos si están fuera de contexto, o si estos no pertenecen a las culturas de las lenguas con las cuales trabajamos.

El contexto: dónde tiene lugar el ejercicio de interpretación simultánea: la cabina y la sala de conferencias.
a) Ejercicios en la cabina: una de las características de esta modalidad de interpretación es la monitorización del output compartida con la escucha y comprensión del mensaje del orador o input. Esta doble actividad hace que el alumno o intérprete inexperto tienda a aumentar el volumen del input que recibe. Este aumento de volumen distorsiona el mecanismo de monitorización del output, situación que el alumno o principiante intenta solventar aumentando también el volumen de su producción.
Para solucionarlo se proponen ejercicios que el alumno grabara para comprobar la modelación de la voz al presentar el output y el control de volumen del input.
Ejercicios relacionados con las variedades de esta modalidad
a) Ejercicios de interpretación a la vista: en algunos casos el intérprete posee de antemano el discurso del orador, texto en el que podrá basarse para crear su input. La lectura y seguimiento a la vez del orador, unida a la monitorización del output, complica la simultaneidad del proceso, por tanto un curso en interpretación de conferencias no debería olvidar el entrenamiento del alumno en esta submodalidad.
Para la elaboración del ejercicio presentamos un texto que ha sido grabado previamente. Los alumnos realizan una traducción a la vista, manteniendo y siguiendo el ritmo y contenidos del mismo texto que se presenta en audio. El texto que los alumnos interpretan puede variar en cierta medida del que se presenta por audio, para así mantener al alumno alerta a lo largo del ejercicio.
b) Ejercicios de relé: en una situación real no siempre trabajamos directamente del orador original, sino que en ocasiones al ser la lengua del orador desconocida para nosotros, tomamos el input del orador de algún otro intérprete que trabaje hacia alguna de las lenguas que conocemos. Este ejercicio se conoce con el nombre de relé.
Para la práctica de esta modalidad se propondrán actividades en clase en las que algunos alumnos realizarán un ejercicio de shadowing o interpretación a partir del output grabado en el laboratorio de otro compañero.

CONCLUSIÓN



Se tiende a creer que solo participan en la interpretación las lenguas de trabajo, pero como hemos visto, no es así en absoluto, pues en esta disciplina participan muchos factores que son ajenos a lo lingüístico y sin embargo necesarios para su ejercicio, que hacen a la interpretación más compleja si cabe. La gran mayoría de las veces, no se valora suficientemente la realización de este trabajo, y probablemente, esto es porque se desconoce todo lo que conlleva, desde el tiempo previo a su ejercicio (con la documentación) hasta el proceso mismo que hemos visto a lo largo de la reseña.