Aproximación a una historia de la traducción en España




Título: Aproximación a una historia de la traducción en España
Tema: La historia de la traducción en España
Género: Científico
Autor: José Francisco Ruiz Casanova
Editorial: Cátedra (Grupo Anaya S.A.)
Año de edición: 2000
Lugar de edición: Fuenlabrada (Madrid)
I.S.B.N.: 84-376-1824-X
Nº páginas: 536
Grado de dificultad al leer: medio


Estructura



0. Preliminar

1. La traducción en la historia literaria española

  • Aparición de la actividad traductora
  • Finalidad y marco cultural de la traducción
  • Periodos literarios, periodos de la traducción

2. Edad Media
  • Lengua y literatura medievales
  • La Escuela de Traductores de Toledo y sus antecedentes. La traducción en el siglo XIII
  • La traducción en la España del siglo XIV
  • Siglo XV: Prehumanismo, lenguas clásicas y lenguas vulgares

3. Siglos de Oro
  • Lengua y literatura en los siglos de oro
  • El humanismo renacentista y la traducción
  • La traducción en el siglo XVII

4. Siglo XVIII
  • Lengua y literatura en el siglo XVIII
  • Teorías lingüísticas y traducción
  • Literatura y traducción dieciochescas

5. Siglo XIX
  • Lengua y literatura en el siglo XIX
  • La traducción en el Romanticismo
  • Traducciones de la segunda mitad del siglo XIX

6. Siglo XX
  • Lengua y literatura en el siglo XX
  • Traducciones desde el Modernismo hasta 1939
  • La historia reciente: algunos apuntes y algunas tesis
  • Reflexiones en torno a la traducción en el siglo XX

Página última
Índice onomástico de traductores


Resumen



En Aproximación a una historia de la traducción en España, José Francisco Ruiz Casanova, pretende hacer de una manera más o menos detallada un resumen la traducción en nuestro país a lo largo de la historia, empezando en la Edad Media hasta el siglo XX. En este trayecto no solo se centra en la evolución del arte de la traducción, sino que también en aquellas personas e instituciones que jugaron un papel clave en esta disciplina. Algunos ejemplos son Alfonso X El Sabio, la Escuela de Traductores de Toledo, Gerardo de Cremona o Jenaro Talens ya en el siglo XX.

También, en la obra cabe destacar la importancia de los dos apartados primeros; es decir, aquellos en los que se hace referencia tanto a la aparición de la actividad traductora como a la finalidad y marco cultural de la traducción, donde surge una de los temas claves: la cuestión ontológica de la traducción (qué es y para qué sirve).

Y en lo referente a los periodos literarios y de la traducción, lo único que hay que destacar es la clasificación cronológica que hicieron tanto Santoyo como Steiner basándose en comunidades y lenguas diferentes, si bien es cierto que respecto a este último las referencias que se toman son los parámetros occidentales.

La traducción, finalmente, puede ser considerada como prueba de la capacidad de una lengua para acoger influencias, registros, modos, formas o temas de otras, y con ello ser una manifestación de la vitalidad cultural de esa lengua. Traducción, lengua y literatura son de manera conjunta los tres vértices de un triángulo en el que se acota, mediante palabras, lo que el mundo ha sido o es, lo que de él pudimos comprender o creemos saber: la versión de lo real y sus infinitas variaciones.



Comentario crítico



Desde mi punto de vista este libro es una buena herramienta para todas aquellas personas que, bien sea porque están cursando estudios de Traducción e Interpretación o bien porque desean conocer de forma detallada la evolución de la traducción a lo largo de la historia en nuestro país, deciden leer este libro.

Se trata, como digo, de una buena herramienta porque el autor realiza de una manera muy detallada y precisa su investigación acerca del devenir histórico de la traducción en nuestro país, aunque para mi gusto demasiado precisa.

Pero dejando a un lado comentarios negativos, este libro también es interesante porque no solo cita lo que es la traducción sino que también los diferentes objetivos a los que puede responder una traducción, hechos que enlazan directamente con la cuestión ontológica de la traducción y con la teoría del escopos.

En cuanto a la conclusión que el autor saca acerca de la traducción como síntoma de una carencia socio-cultural o cultural- personal, no puedo estar más de acuerdo con él porque, a mi modo de entender, la traducción surgió para poder salvar los problemas de comunicación entre las distintas comunidades lingüísticas, así como también coincido con el autor en que cada lengua construye su propia historia de la traducción en paralelo a los procesos culturales y extraculturales en los que se ve inmersa, y que la traducción es fruto de la ecuación saussureana compuesta por sincronía y diacronía.

Asimismo, a la hora de leer el libro también me hice la pregunta de si la traducción ha de ser compañera de la literatura. Y al igual que Ruiz Casanova mi respuesta es que sí, ya que muchas traducciones influyentes en la historia cultural española vinieron de la mano de autores literarios como Juan Aben Dawud, quien tradujo al español primitivo el Liber Alghoarismi de Practica Arismetricae del persa Al-Huwarizmi.

Otro punto que cabe citar y que creo que no debe pasarse por alto son las consideraciones que hacen tanto el autor como George Steiner acerca de la traducción, de la que el primero dice que no es más que otro modo de comunicación y de la que el segundo comenta que intenta la abolición de la multiplicidad y en reunir las distintas visiones del mundo” para llegar a la conclusión de que “una cultura es una secuencia de traducciones y transformaciones constantes”.

También hay que resaltar que durante el periodo que va desde los siglos XI al XIII, los romances peninsulares, entre los que se encontraba el primitivo español, son influidos de manera notable por las lenguas gala, occitana y provenzal, sobre todo en el ámbito léxico. Tras esto se saca la conclusión de que los romances peninsulares, y en concreto el castellano primitivo, se vieron enriquecidos por el contacto de otras lenguas. Y que en el último cuarto del siglo XV se reconoce como uno de los momentos cruciales en la evolución, desarrollo y expansión del castellano, para luego, gracias a una serie de circunstancias históricas y culturales como la invención de la imprenta o la publicación de la Gramática de Nebrija consolidarse de una forma más o menos definitiva.

Por último, si tuviera que recomendar este libro, sobre todo lo haría, tal y como dije anteriormente, pensando en todas aquellas personas que estén cursando los estudios de Traducción e Interpretación o a las personas que buscan un estudio detallado de la historia de la traducción en España.



Bibliografía



A continuación incluyo una pequeña relación de obras citadas en el libro:


  • George Steiner, Después de Babel. Aspectos del lenguaje y la traducción, trad. de Adolfo Castañón y Aurelio Major, México, Fondo de Cultura Económica, 1995
  • Juan Pablo Forner, Exequias de la lengua castellana, Madrid, Compañía Ibero-Americana de Publicaciones
  • Henri van Hoof, Esquisse pour une Histoire de la traduction en Espagne, Hyeronymus complutensis, 1998
  • Ramón Menéndez Pidal, España, eslabón entre la Cristiandad y el Islam, Madrid, Espasa – Calpe, 1956
  • Alfonso Reyes, La experiencia literaria, Buenos Aires, Losada, 1961
  • Octavio Paz, Traducción: literatura y literalidad, Barcelona, Tusquets, 1990
  • Rafael Lapesa, Historia de la lengua española, Madrid, Gredos, 1981
  • Alberto Blecua, Manual de crítica textual, Madrid, Castalia, 1983
  • Friedrich Hölderlin, Las grandes elegías, Madrid, Hiperión, 1980
  • J.Arthur Rimbaud, Poesías, Madrid, Visor, 1975


Conclusiones



La historia de la traducción en España es un tema que, según mi punto de vista, debería tener un mayor protagonismo, pues es, un tema que debería tratarse con mas asiduidad en todos aquellos campos relacionados con la traducción.

En lo referente al tema del libro en sí, y como ya comenté a lo largo de esta reseña en varias ocasiones, es de gran relevancia en unos estudios de traducción, pues hace ver al lector el origen y desarrollo de la traducción en nuestro país.

Y como conclusión final, yo destacaría la importancia de dos periodos en la historia de la traducción: la Edad Media y el Renacimiento, puesto que es en estas dos épocas cuando más importancia tiene la actividad de desarrollo de la traducción, con la actividad de personalidades como Alfonso X el Sabio en la Edad Media o Boccaccio en el Renacimiento.