APRENDIENDO Y ENSEÑANDO A TRADUCIR / LEARNING AND TEACHING TO TRANSLATE / APRENDENDO E ENSINANDO A TRADUCIR.


aprendiendo.jpg

Autor/a/es: Ignacio M. Palacios Martínez / Elena Seoane Posse
Editorial: Santiago de Compostela: Universidade, Servicio de Publicacións e Intercambio científico
Año: 2000
País: España
Idioma/s: Español, inglés y gallego
Nº de páginas: 181
ISBN: 84-8121-811-1


Por Eva López González

Introducción


Este libro surgió como un trabajo pedagógico para los estudiantes de primer ciclo de Filología Inglesa de la [[#|Universidad]] de Santiago de Compostela. En un primer momento esos alumnos fueron los primeros destinatarios, pero ahora se pretende que este libro sirva de apoyo y de guía para todas aquellas personas que desean iniciarse en el mundo de la traducción y a todos aquellos que se dediquen a su enseñanza.
Los autores no pretenden que las traducciones que aquí se exponen sean las definitivas, ya que puede haber muchas más interpretaciones que den lugar a otros textos. Si bien pretenden, a través del análisis y la traducción de diferentes textos, enseñar y consolidar ciertos aspectos gramaticales y léxicos de la lengua inglesa de una manera práctica y visual.
Al haber sido creado para la práctica docente y para el aprendizaje autónomo, el libro contiene ejercicios prácticos tanto para que un profesor pueda dar a sus alumnos para practicar distintas destrezas como para que el lector practique por su cuenta.
Otra novedad en este libro es la aparición del gallego en las traducciones, debido a los pocos libros que hacen referencia a las traducciones del gallego al inglés y del inglés al gallego. Los autores, aparte de por esta razón, quisieron incluir esta lengua “como respuesta a la demanda actual de materiales que acometan la traducción del y al gallego, a demás de ser nuestra intención de contribuir, aunque sea mínimamente, a su normalización” (líneas 23-25, pág. 13).
Algo muy útil que tiene este libro es la aparición al final de un glosario con los términos que pueden ser desconocidos para el lector. Estos términos vienen explicados y con ejemplos así como su traducción en inglés y en gallego.


CAPÍTULO I: CONSEJOS PRÁCTICOS SOBRE LA TRADUCCIÓN

En este primer capítulo se recogen una serie de pautas de carácter práctico sobre la traducción. Éstos no pretenden responder a ninguna teoría si no que son fruto de la propia experiencia de los autores:
  1. 1. “Lee el texto de forma cuidadosa tratando de llegar a su esencia antes de ponerte a traducir”: es imprescindible comprender totalmente el texto antes de empezar a traducir. Hay que separar las ideas secundarias de la principal, para así poder hacer un esquema mental que nos ayude a interpretarlo; gracias a esto también podremos identificar y reflejar la intención del autor.
  2. 2. “Antes de iniciar la traducción es importante estudiar y analizar de forma exhaustiva el texto origen”: hay que prestar atención al medio de expresión utilizado, al [[#|registro]] y a la actitud del autor ya que el texto meta debe reflejar todos estos aspectos.
  3. 3. “Rodéate de buen material de apoyo como diccionarios monolingües y bilingües, gramáticas, glosarios, enciclopedias y cualquier otro instrumento que tú consideres que podrá facilitar tu tarea”: el libro nos proporciona una sección de bibliografía con recursos muy útiles para nuestro trabajo. De todas formas, hay que saber buscar información en estos libros (e incluso en internet) ya que hay que encontrar la acepción o traducción que más se ajuste a nuestro texto, lo que hace imprescindible que hayamos comprendido perfectamente el texto.
  4. 4. “No te conformes con la primera versión del texto meta”: nos aconsejan hacer más de una versión traducida del texto hasta que conseguir una que se ajuste lo más posible al original.
  5. 5. “Ten en cuenta aspectos socioculturales y pragmáticos que pudieran tener una repercusión directa en el proceso de traducción”: es importante conocer los hábitos y costumbres ya que puede ser que muchos de ellos supongan un problema en la traducción. Así mismo, es importante conocer las expresiones fijas o idiomáticas, dichos, proverbios, metáforas lingüísticas, etc. para poder hacer un texto meta adecuado.
  6. 6. “Es importante prestar atención a la estructura formal y de contenido del texto origen, tratando de respetarlo en el texto meta en la medida de lo posible”: es decir, a veces es necesario introducir cambios formales en el texto meta debido a que las sintaxis de las tres lenguas (inglés, gallego y castellano) poseen algunas diferencias. Sin embargo hay que respetar en la mayor medida algunos elementos que pueden tener fines estilísticos.
  7. 7. “Con el fin de evitar en lo posible la influencia de la L2 y que, en consecuencia, la versión traducida suene lo más natural posible, no está de más que dejes el texto origen a un lado y traduzcas mentalmente unas líneas en tu L1”: esto nos ayudará a utilizar la L1 de forma más espontánea por lo que la traducción sonará más natural.
  8. 8. “Observa el orden de los constituyentes de la oración”: aunque el patrón lógico de la oración en las tres lenguas sea la de Sujeto (S), Verbo (Vbo) y Complementos (CC) puede haber casos en los que este orden varíe. A demás puede haber expresiones en las que los elementos cambien de orden dependiendo del idioma en el que estemos trabajando.
  9. 9. “Ten cuidado con los falsos amigos”: los falsos amigos son todos aquellos términos y expresiones que, por su forma e incluso por su pronunciación, parecen similares en inglés y en la L1. Los falsos amigos pueden significar otra cosa totalmente distinta en las dos lenguas y por lo tanto puede llegar a arruinar una traducción.
  10. 10. “Recuerda que existen una serie de aspectos gramaticales y construcciones sintácticas que funcionan de forma diferente en inglés y en tu L1”: por ejemplo, la voz pasiva se utiliza mucho más en inglés que en castellano o en gallego. Hay que tener en cuenta todos los aspectos gramaticales de cada lengua a la hora de hacer una buena traducción.
  11. 11. “Conviene establecer una distinción entre los conceptos de equivalencia y correspondencia”: se dice que dos textos son equivalentes cuando ambos transmiten un mismo sentido e intención, sin embargo, se habla de correspondencia de elementos lingüísticos.
  12. 12. “Recuerda que existe más de una traducción posible para un texto”.
  13. 13. “Es necesario prestar atención a casos de ambigüedad léxica que presenten el texto origen”: si se da algún caso de ambigüedad, lo ideal es introducir los cambios necesarios para romper tal ambigüedad.


CAPÍTULO II: TRADUCCIONES DIRECTAS

En este capítulo encontraremos una serie de traducciones directas (tanto al castellano como al gallego).
Este capítulo tiene una estructura muy concreta:
a) Preparación para la traducción, en este apartado se presentan las características de cada texto.
b) Texto origen, es el texto que traduciremos posteriormente. Dependiendo del capítulo puede aparecer en inglés, gallego o castellano.
c) Traducción propuesta, esta traducción nunca se plantea como una versión definitiva si no que está abierta a posibles modificaciones.
d) Notas, consiste en un pequeño comentario que explica el por qué de las decisiones tomadas en la traducción, también desarrolla una pequeña discusión sobre los problemas tanto léxicos como gramaticales que surgieron durante la traducción del texto origen. Con estas notas se consolidar y mejorar el conocimiento del lector.

Traducciones Inglés-Castellano
En este apartado nos encontramos los siguientes registros: educativo, epistolar (cartas al director y epistolar comercial), religioso, culinario y económico.
Aunque son registros muy variados todos suelen concentrar la misma clase de problemas. El que se manifiesta en primer lugar es la traducción del título del texto (si es que lo tiene) ya que en inglés los títulos suelen contener mucha información en muy pocas palabras. Otro problema muy común es la existencia de los falsos amigos que, si son mal traducidos, pueden arruinar una traducción. Existen también problemas gramaticales como la traducción de las pasivas que son muy comunes en inglés pero que casi no se utilizan en castellano, la solución que dan los autores es traducirlas por pasivas reflejas o por activas que resultan más frecuentes en español y que, por lo tanto, ayudarán a que el texto suene más natural. También aparece varias veces el problema de la traducción de los adjetivos compuestos, que en la mayoría de los casos se traducen en oraciones de relativo. Para dotar el texto de una mayor riqueza léxica los autores nos recomiendan utilizar el mayor número de sinónimos cuando aparezca la misma palabra más de una vez.

Traducciones Inglés-Gallego.
En este apartado nos encontramos con los siguientes registros: literario, jurídico-administrativo, periodístico, publicitario y técnico-científico.
En las traducciones al gallego el problema más común es la dificultad a la hora de traducir las formas compuestas ya que el gallego sólo posee formas simples, en la mayoría de los casos estas formas compuestas se suelen traducir por antepretéritos, pluscuamperfectos o imperfectos. El resto de los problemas suelen ser los mismos que en las traducciones al castellano.


CAPÍTULO III: TRADUCCIONES INVERSAS

En este capítulo encontraremos una serie de traducciones inversas (tanto del castellano al inglés como del gallego).
Este capítulo tiene una estructura muy concreta:
a) Preparación para la traducción, en este apartado se presentan las características de cada texto.
b) Texto origen, es el texto que traduciremos posteriormente. Dependiendo del capítulo puede aparecer en inglés, gallego o castellano.
c) Traducción propuesta, esta traducción nunca se plantea como una versión definitiva si no que está abierta a posibles modificaciones.
d) Notas, consiste en un pequeño comentario que explica el por qué de las decisiones tomadas en la traducción, también desarrolla una pequeña discusión sobre los problemas tanto léxicos como gramaticales que surgieron durante la traducción del texto origen. Con estas notas se consolidar y mejorar el conocimiento del lector.

Traducciones Castellano-Inglés

En este apartado nos podemos encontrar textos referidos a los siguientes registros: literario, jurídico-administrativo, periodístico, publicitario y técnico-científico.
Cabe destacar que las traducciones inversas suelen ser más complejas y difíciles que las directas, por lo que se necesitará un esfuerzo mayor y más tiempo y dedicación a estas traducciones que a las anteriores.
Dado el gran número de significados que puede tener un verbo en castellano según el contexto que se maneje, por lo tanto es uno de los problemas que se presentan a la hora de hacer una traducción inversa, hay que tener mucho cuidado en estos casos y escoger el verbo en inglés que mejor represente lo que el texto origen quiere decir. Hay que tener en cuenta que las pasivas en inglés son mucho más comunes que en castellano, por lo que a la hora de traducir lo más probable es que tengamos que transformar algunas activas o pasivas reflejas en pasivas para que así el texto suene lo más natural posible. En este tipo de traducciones a veces también es necesario alterar el orden de las oraciones en algunos momentos para que el texto en inglés se pueda entender mejor y para que tenga más sentido. Al igual que en el otro tipo de traducciones, hay que tener cuidado con los falsos amigos ya que, como se ha dicho antes, significan cosas distintas y lo más probable es que el texto meta no tenga sentido si introducimos algún falso amigo.

Traducciones Gallego-Inglés
En este apartado nos encontramos los siguientes registros: educativo, epistolar (tanto privado como comercial), religioso, culinario y económico.
Al igual que en las otras traducciones en las que el gallego estaba presente nos encontramos el problema de la inexistencia de tiempos compuestos en gallego pero fundamentales en inglés. En estos casos, según el contexto de la frase, se ha optado por traducir algunos como formas simples y otros por formas compuestas. Otra complicación que nos encontramos es la utilización de frases demasiado largas que a la hora de traducir pueden generar muchos problemas debido a esa complejidad que poseen, en estos casos se ha optado por separar esa única frase en dos. Así mismo, hay muchos verbos en gallego que cambian de significado según el contexto en el que estén por lo que se hace fundamental entender bien el contexto y buscar un verbo en inglés que se ajuste a este contexto y que no cambie el significado el verbo en gallego. Por otra parte, aparece otra vez el problema de los falsos amigos y de las pasivas.


CAPÍTULO IV: ACTIVIDADES DE CARÁCTER PRÁCTICO PARA LA ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE LA TRADUCCIÓN.

En este capítulo nos encontramos con una serie de ejercicios de carácter práctico tanto en gallego como en castellano que nos van a ayudar a mejorar nuestras destrezas y nuestro vocabulario a la hora de buscar posibles traducciones. Estos ejercicios nos ayudan tanto en las traducciones directas como en las inversas, así como nos van a aportar vocabulario nuevo muy útil y a reforzar los conocimientos gramaticales.
Estos ejercicios están acompañados de posibles respuestas a los ejercicios que son las que han dado los alumnos de primer ciclo de Filología Inglesa de la Universidad de Santiago de Compostela. Aparte de aparecer textos en castellano, gallego e inglés nos encontramos con algunos escritos en vasco, catalán, francés y alemán.
Gracias a algunas de las actividades que aquí se proponen podremos estudiar, por ejemplo, las diferencias culturales a través de la traducción como pueden ser las diferentes formas de saludo, las formas de cortesía, etc.



Conclusión


Se trata de una obra muy completa y didáctica que se nota que fue hecha con la intención de ayudar a la gente con la práctica de la traducción. Aparte de esto, la obra está muy bien organizada en cuanto al orden del temario y a la orden de los capítulos, que empiezan como una pequeña introducción en el capítulo uno hasta las traducciones inversas, que suelen ser las más difíciles.
Algo muy acertado también es la introducción de ejercicios prácticos resueltos, así como el glosario para los términos más difíciles y una bibliografía con libros muy interesantes y muy útiles para la práctica de la traducción.
Gracias a la original organización de los epígrafes podemos comprender mejor el texto y saber a qué nos enfrentamos mucho antes de haberlo leído. También, las notas que aparecen al final de cada texto nos ayudan a comprender mejor la traducción a la vez que nos ayudan a aprender más gramática y vocabulario.