Panorama actual de la investigación en traducción e interpretación (volumen I)

Reseña 16.jpg

Autor/a/es: Emilio Ortega Arjonilla (Dir.)
Editorial: Atrio Editorial
Año: Málaga (España)
Idioma/s: español
Nº de páginas: 650
ISBN: 84-96101-10-X

Por Cristian Ushiña Lema

Resumen

Investigación de la calidad en la interpretación de conferencias

Por Ángela Collado Aís
La calidad de la interpretación constituye un campo muy amplio de investigación en la actualidad. Sin embargo, su estudio plantea multitud de obstáculos al manejar cantidad de variantes en los distintos procesos de definición, análisis, metodología, etc.
En su definición intervienen varios factores, además de distintas perspectivas. Se busca un significado convencional de calidad, dado no solo por estudios empíricos. Dicho término no debe confundirse con éxito, así como tampoco debe hacerlo la ausencia de éste con fracaso, de hacerlo restaría importancia a la profesionalidad del intérprete. En este proceso aparecen diversos factores de evaluación de calidad, lo que nos conduce a una estructura formada por los siguientes conceptos:
- Calidad general: hipotética interpretación de nivel óptimo.
- Calidad concreta: modificación realizada por el intérprete en alas de no reducir elementos reductores de calidad de la interpretación.
- Expectativas: son ideas generadas “a priori” por los agentes de la interpretación, los cuales dependen de la situación del proceso interpretativo.
- Éxito: juega un papel en la definición de calidad, aunque no es de vital importancia.
- Evaluación: al tratarse de juicios subjetivos su cooperación es bastante pobre.
Otro factor muy importante en nuestro análisis es el papel del intérprete, ya que no cabe duda de su influencia, en mayor o menor medida, en el proceso comunicativo de la interpretación. Por tanto, también deducimos la responsabilidad que éste adquiere, tanto para mantener la fidelidad del mensaje como para saber hasta qué punto puede mostrar tanto la personalidad del emisor como la suya propia. Por otra parte, cabe mencionar las limitaciones dadas por las diferencias socioculturales. Es decir, se asume que el intérprete puede participar en la transmisión del mensaje modificando o suprimiendo elementos según su criterio con el fin de garantizar la calidad de la interpretación.
En cuanto a las líneas de investigación de la calidad de la interpretación, según los objetivos planteados, nos encontramos las siguientes:
- Un intento de sistematización de errores, sin contar las modificaciones intencionadas, que diera lugar a un sistema de reducción de fallos de traducción además de otro de facilitación de dicha tarea. (Barik, 1994; Altman 1994; Felbo 1998).
- Estudios que analizan el entorno de trabajo del intérprete y las consideran factores condicionantes del nivel de calidad de la interpretación (Anderson 1978; Lamberger 1998, 2001; Monser-Mercer 1998).
- Encontramos aquí el mayor número de trabajos, el cual trata de analizar las expectativas de calidad de los propios intérpretes. (Bühler; 986; Kurz 1989, 1993, etc).
- Trabajos cuyo objeto de análisis es la evaluación de la calidad llevada a cabo por los usuarios, los cuales pueden ser mediante encuestas en un congreso (Gile 1990; Mack & Cattaruzza 1995; Vuorikoski 1993), análisis del discurso original y de la interpretación (Pöchhacker 1994) y de estudio de la influencia de parámetros de calidad sobre la evaluación de los usuarios.
- El estudio vertical de parámetros de calidad concretos, aislando intraparámetros, e investigando su efecto sobre la evaluación de los usuarios (Pradas, Macías 2003b).
Los resultados que obtenemos son que tanto usuarios como intérpretes otorgan un mayor peso a la transmisión correcta del mensaje y a su cohesión, que a problemas como el acento nativo o la entonación. Se considera la calidad como una variable dependiente, ya que dependiendo del estudio realizado los factores que intervienen pueden tener mayor o menor relevancia en el proceso de interpretación. Entre dichos factores, se toma en cuenta, por ejemplo, la influencia de la disposición previa del mensaje o la dificultad que supone la traducción de nombres propios.
Para concluir, abordamos la metodología. En este proceso nos encontramos problemas, entre otros, como el reducido número de individuos de estudio, lo cual lleva a plantearnos serias dudas sobre la amplitud del margen de error. Por otro lado, y relacionado con el punto anterior, hallamos una gran variedad de sujetos intérpretes, cada cual con subjetividad y perspectiva propia. Finalmente, no podemos olvidar tampoco la subjetividad de los mismos miembros que llevan a cabo la investigación.
Por tanto cabe concluir en que aunque se han producido grandes avances en la investigación de la calidad de la interpretación, se trata de un camino con diferentes bifurcaciones aún por desarrollar.

La investigación en historia de la interpretación de conferencias

Por Jesús Baigorri Jalón
La historia de la interpretación, aún en nuestros días, no ha alcanzado el nivel de la historia de otras disciplinas, ya que hasta hace poco, la traducción no era considerada como tal. La traducción y la interpretación han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad, por la necesidad primordial misma de una mediación oral. No obstante hay diferencias importantes entre la historia de una y de otra. Para un intérprete es esencial conocer la evolución de su oficio a lo largo de la historia.
En el caso de la historia de la interpretación de conferencias, los estudios no son muy fiables, ya que se dispone de pocas fuentes o referencias escritas, y aun menos obras propiamente dedicadas al análisis de la interpretación.
No obstante, existen obras en las que se cita esta disciplina de manera dispersa, escueta o muy breve. Además, dichas obras prácticamente no tuvieron divulgación alguna, ni entre los más interesados.
También podemos encontrar cierta información de nuestro interés en algunos libros de memorias, como las de Ekvall (1960), Birse (1967) Schmidt (1958), entre otros. También estuvo Christopher Thiéry (1985), que defendía la idea de que la publicación de las memorias de los intérpretes iba contra su código deontológico.
Asimismo existen revistas especializadas, que han servido de soporte para artículos acerca de la historia de la interpretación. Cabe mencionar títulos como “The Jerome Quarterly”, “Interpreting”, “Babel”….
Por último tenemos colecciones de libros orientadas en parte al estudio de las traducción y la interpretación. Destacan las editoriales John Benjamins y St. Jerome.
En cuanto a las líneas de investigación queda mucho trabajo por hacer. Se recomienda realizar en primer lugar una antología de textos donde organizar el material necesario. Después se procedería a elaborar una antología biográfica de autores que recoja las aportaciones de los intérpretes más destacados. Para servir de ayuda se pueden crear corpora documentales. Posteriormente habría que redactar la historia monográfica de la interpretación en alguna organización internacional para después desarrollar la historia de la interpretación en un país o zona determinados. También puede narrarse la historia de algún acontecimiento relevante para el panorama de la interpretación e incluso de tribunales. Tampoco, no podíamos dejar fuera la historia de la enseñanza de la interpretación.
Por último, en cuanto al método, es necesario trabajar con obras monográficas y que exista comunicación entre los investigadores. El estudio científico de la historia de la interpretación nos permite en cierto modo prepararnos para los continuos cambios en este campo ya que la tecnología se abre paso a toda velocidad para implantarse en el ejercicio de la interpretación.

Investigación empírica en interpretación: progresos recientes y expectativas futuras

Por Luis Alonso Bacigalupe
Los cambios a nivel mundial producidos en el siglo XX y esta primera mitad del XXI han transformado por completo la vida de los seres humanos y por supuesto las relaciones entre ellos. El proceso de globalización requiere la comunicación entre las diversas naciones. Ante ello surgen dos posturas enfrentadas, la primera que defiende el uso de una o varias linguas francas y la otra, de espíritu nacional que prefiere cuidar su identidad propia y con ello su lengua autóctona. Por tanto se requiere ahondar en el conocimiento y desarrollo del campo de la traducción e interpretación, pero ya no de manera subjetiva o intuitiva sino mediante métodos científicos.
Para aplicar un método empírico a nuestro campo de investigación es necesario dejar atrás la subjetividad de todo autor, para simplemente describir el proceso de interpretación y poder analizarlo. Existen dos tipos de investigación: investigación básica, que consiste solamente en descubrir fenómenos concretos; y la investigación aplicada, que pretende aplicar sus resultados para modificar comportamientos. No obstante existen opiniones muy heterogéneas con respecto a esta dicotomía.
En lo referente al método, encontramos dos vertientes de estudio:
- Observacional: trabaja de forma inductiva analizando hechos de una situación real, en un entorno natural.
- Experimental: en este caso se desarrolla en un entorno artificial cuyas variables están controladas, se emplea un método deductivo.
Los resultados obtenidos son difíciles de medir ya que se trata de conceptos complejos y en cierto modo, subjetivos, como el de calidad de una interpretación. Sin embargo existen sistemas de valoración de dichos resultados:
- Directo, que se basan en la medición del producto final y se divide en: contabilización de errores del intérprete; percepción del usuario; presencia/ausencia de un elemento.
- Indirecto, que se basan en diferencias de un fenómeno que pueden extrapolarse al campo que nos compete.
Quedan mucho por desarrollar en el ámbito de la traducción. La complicación de su estudio reside en el gran abanico de variables en cada situación y la discreta cifra de sujetos para llevar a cabo las experimentaciones. A continuación describiremos algunos de los campos de aplicación.
Las cuestiones cognitivas en interpretación, que son aquellas que analizan los procesos mentales que intervienen durante el ejercicio de ésta.
Elaboración de modelos explicativos con el fin de observar y comprender todo el procedimiento de la interpretación.
Hecho esto, podemos obtener una serie de subprocesos con una utilidad pedagógica importante.
También hay que mencionar la importancia de los factores externos en el desarrollo del producto final.
Finalmente, es evidente el progreso que supone el panorama internacional y la puesta en marcha de un método de investigación científico. Ha aumentado considerablemente el número de estudios acerca de la interpretación y se ha fomentado su desarrollo y aprendizaje. Sin embargo existen todavía grandes obstáculos en este camino, debido a la complicación del objeto de estudio, las variables del entorno y los materiales, así como de la escasez de sujetos de estudio.

¿Cambian las nuevas tecnologías la formación de intérpretes?

Por Jesús de Manuel Jerez
Las nuevas tecnologías están cambiando y cambiarán los métodos de ejecución y enseñanza de la interpretación. Dicho cambio se presenta tanto en las herramientas del intérprete como en su entorno, a pesar de no llegar a la profundidad del producido en la traducción. En efecto, el disponer de acceso a Internet y soportes electrónicos, mejora las condiciones de trabajo y modifica las presentaciones de éste. Por dicho motivo, implican también la necesidad de una formación complementaria en el uso de estas nuevas herramientas.
La interpretación en organismos internacionales destaca por su continua búsqueda de nuevas herramientas y métodos más eficaces.
Cabe destacar la importancia que cobran las tecnologías audiovisuales en este conjunto de nuevas utilidades. Su misión es la captación del lenguaje no verbal del orador, además del entorno en el que éste se encuentra, por parte del intérprete. La calidad de éstas hoy en día no impide que puedan cumplir su función, sin embargo precisa de mayor desarrollo, lo cual no parece lejano dado el tiempo de avances en ese aspecto.
En cuanto al software aplicado a la interpretación nacido de estas innovaciones, destaca The black Box o Interpretations (U. Británica de Hall). Su campo preferente es el de la interpretación consecutiva y simultánea, aunque también tienen utilidades pedagógicas a través de métodos de autocorrección entre otros.
De la necesidad de un soporte informático que contuviese fuentes y herramientas necesarias para el intérprete surgió la base de datos IRIS (Interpreters’ Resource Information System), desarrollado por Angela Carabelli en la U. de Trieste. Este programa permite realizar búsquedas de archivos, escritos o multimedia, que se aproximen lo máximo posible a los parámetros establecidos por el intérprete. El inconveniente principal de IRIS viene dado por las limitaciones de los servidores, al tratarse de una base de datos en línea que trabaja con archivos de peso (videos p. e.).
Otro software de gran valor es la base de datos Marius, desarrollada a partir de 2001 en la U. de Granada. Su intención es realizar búsquedas con criterios más empíricos basados en la naturaleza de las variables. Permite trabajar los fenómenos producidos en el proceso de interpretación y su almacenamiento para posteriormente utilizarlos como variables de un estudio.

En resumen, el desarrollo tecnológico desde luego afecta a la interpretación, tanto en su ejercicio como en su aprendizaje. Aunque de ningún modo se puede considerar la idea de que sustituyan a los profesionales o docentes para ésas tareas.

Aportación de las ciencias cognitivas a la investigación sobre interpretación

Por Presentación Padilla Benítez
Los estudios de Traducción e Interpretación son estudios recientes. Poseen menos consistencia que otros, sobre todo los de la interpretación, al ser un ejercicio práctico en lugar de escrito. Como hemos mencionado antes en esta reseña, el análisis de la interpretación posee gran complejidad por el número y la naturaleza de las variantes que intervienen en ella. Es por eso que se recurre a un método multidisciplinar, que aborda campos como la psicología, en algunas de sus vertientes, para así lograr analizar el proceso de interpretación y al mismo intérprete.
Se trata de una labor compleja la del traductor, que debe analizar una lengua y transformarla, o más bien transportarla, a otra distinta teniendo en cuenta el entorno y el contexto. Esto requiere una serie de actividades mentales como la memoria, el conocimiento, el criterio de calidad, la conciencia del entorno… El interés de las ciencias cognitivas por este campo nace del estudio de éstas de estudiar los procesos cognitivos producidos durante la interpretación, sobre todo la simultánea.
Es muy valorada la aportación de la psicolingüística al establecer las dos capacidades humanas que actúan durante la interpretación: la conceptualización y la comparación. Además de conocer ambas lenguas, de origen y de destino, el intérprete debe conocer la cultura que va ligada ambas para realizar bien su cometido. Por tanto se alude a habilidades específicas que el mediador debe poseer para poder interpretar.
Desde el campo de vista de la neurolingüística se estudian los elementos cerebrales encargados del aprendizaje de una lengua y de una segunda lengua, así como la relación entre éstos. Durante la interpretación simultánea, los procesos mentales se reorganizan, dando lugar a otra perspectiva de su funcionamiento. No obstante no se puede establecer paradigmas generales ya que cada individuo presenta características propias.
Para concluir, podemos decir que aunque las ciencias cognitivas utilicen métodos empíricos, sus resultados no pueden considerarse irrefutables. Aunque nos ayuden a comprender mejor el proceso mental de los intérpretes al realizar su labor, es necesario mucho más trabajo e información para poder arrojar datos concluyentes.

Conclusión

Para llegar a una calidad máxima de interpretación, es necesario tener claro ese concepto, al que llegamos mediante factores de evaluación de calidad. También hay que tener en cuenta el papel del intérprete, cuya subjetividad y personalidad es inherente al mensaje comunicado. La historia de esta disciplina se encuentra aún en desarrollo, dadas las pocas fuentes e interés mostrado en el pasado por documentar este proceso oral y por tanto efímero. Hoy en día se pretende investigar y ahondar en el desarrollo de la interpretación, necesaria durante toda la historia del hombre, y más aún en un mundo globalizado cuya velocidad de desarrollo tecnológico es vertiginosa.