Sobre la traducción

Dibujo9.JPG

Autor: Eugene Nida
Editorial: Cátedra
Año: (1ª Ed.) 2012
España
Idioma: Español
Nº de páginas: 481
ISBN:978-84-376-2978-0

Por Andrea Merayo Alonso


Introducción

Sobre la traducción, fue escrito por Eugene Nida (1914-2011), uno de los traductólogos más importante y prestigiosos de nuestro tiempo. La culminación de esta obra fue posible gracias a la investigación de las lenguas y sus culturas que Nida llevó a cabo. Para él, el traductor debe tener la capacidad de crear un mensaje capaz de transmitir fielmente el contenido del mensaje en la lengua original, dándole mayor importancia a la estructura de la lengua meta y a su cultura, que al de la lengua origen. Desde su punto de vista, el texto traducido debe recrear en el lector la misma sensación que un lector del texto original experimentaría ante el mismo. Es también significativo el papel que Nida ha tenido en relación a los textos bíblicos, pues sus teorías, casi siempre ejemplificadas con textos sagrados, han posibilitado que los traductores reorganicen oraciones de la Biblia para reflejar su significado de manera más clara, en diversas lenguas.
Se debe destacar el papel de su viuda María Elena Fernández-Miranda-Nida en este libro, ya que realizó la traducción del mismo, con ayuda del propio escritor. María Elena Fernández-Miranda-Nida ha sido jefa del Departamento español de la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea.

Resumen

PrólogoNida percibe la traducción como un continuo proceso evolutivo, en el que el traductor se debe adaptar al mundo cambiante y a los diversos tipos de textos y lenguas existentes, en función de los destinatarios. Esta es la razón por la que la traducción no es un trabajo sencillo, ya que se deben tener en cuenta, no solo las lenguas, si no las culturas que las rodean.
"Traducir no es una tarea fácil, porque los contextos culturales que dan sentido a las palabras no son nunca los mismos. Por eso los mejores traductores no son sólo multilingües, si no también multiculturales." (Nida, 2012: 10)

Primera parte: Hacia una ciencia de la traducción

Capítulo 1: Introducción

Tanto traducción como interpretación han evolucionado mucho desde sus comienzos hasta ahora. Por esto, el traductor debe decidir si ser fiel al contenido o a la forma. De manera global, el contenido es el aspecto considerado más importante, y por ello no se debe traducir palabra por palabra, si no extraer sentido del propio sentido.

Capítulo 2: Introducción a la naturaleza del significado

Para entender el significado de la comunicación, debemos saber que todo proceso comunicativo está basado en la combinación de signos y símbolos siguiendo unas reglas concretas, que facilitan la creación de un mensaje.
El estudio del significado ha sido dividido en tres partes: la semántica, que es el significado directo; la sintaxis, que es la relación entre los símbolos; y la pragmática, que relaciona símbolos con comportamientos. Por ello, el lenguaje es un sistema de símbolos que describen nuestro comportamiento de manera dinámica.
Gracias a que los procesos mentales humanos son similares, los traductores pueden, de algún modo, simplificar levemente su trabajo, debido a que será más fácil comprender a los diferentes pueblos.

Capítulo 3: Significado lingüístico

El significado de cualquier expresión siempre dependerá de las relaciones con el resto de elementos, puesto que todas las lenguas tienes diversidad de mensajes ambiguos. Por ello, los traductores transforman dichos mensajes, a otras composiciones más simples (binarias) y equivalentes, para así comprender el significado global. Cualquier traductor competente traducirá por “bocanadas significativas”, es decir, encontrando el sentido en el propio sentido.

Capítulo 4: Significados referenciales y emotivos

Los significados referencial y emotivo son algo opuesto: el significado emotivo describe las relaciones entre los participantes de la comunicación. Son los sentimientos que uno experimenta, si bien estos son muy dispares en función de las personas y de las culturas. El significado referencial, al contrario, está relacionado con el contexto cultural. Es lo vulgarmente conocido como significado de diccionario.Hay que señalar que habrá palabras o grupos de ellas que estén dotados de un significado dispar, como causa de asociaciones metafóricas o cuestiones de cultura. Para entender estos términos se deberá tener en cuenta el contexto que rodea la acción.

Capítulo 5: La dimensión dinámica en la comunicación

La finalidad básica del lenguaje es la comunicación, que se basa en la codificación y emisión de un mensaje, para que posteriormente se capte la señal, se descodifique y se produzca una respuesta.La información que comunicamos es imprevisible y equilibrada. Esto es gracias a la redundancia de muchas situaciones, en las que sabemos de antemano aquello que va a ser dicho. No obstante, esto puede complicarse con la aparición de jergas y argots, que provocará una dificultad mayor a la hora de realizar la traducción, de modo que se utilizará un mayor número de palabras para especificar de manera concreta el significado del mensaje original.

Capítulo 6: El papel del traductor

El traductor es la base del proceso de traducción, pese a que no siempre son bien reconocidos. Deben descodificar la información, transferirla y codificarla en la lengua meta, evitando la implicación personal y teniendo un nivel satisfactorio del tema del texto en cuestión.Los traductores suelen ser olvidados cuando su trabajo es eficaz, mientras que son duramente juzgados cuando su labor no es tan buena.

Capítulo 7: Principios de la correspondencia

Debido a que no hay dos lenguas iguales, es de esperar que las traducciones sean muy dispares. Dependerá tanto del mensaje y el receptor, como de la intención del autor y del traductor. El traductor adoptará diferentes mentalidades en función de la relación entre la lengua y su cultura. Son también importantes las diferencias dialectales, ya que establecen restricciones a la hora de realizar la traducción. Deben adaptar su nuevo texto a los hechos lingüísticos correctos.Existen dos tipos de traducción básicos: la traducción de equivalencia, que es fiel a la coherencia y al significado del texto, y la traducción dinámica, que se centra en la reacción del lector.Un texto será tanto mejor traducido cuanto más fácil sea su descodificación para el lector. Los textos mejor traducidos cuentan con un sentido lógico, buena transmisión del original, expresión no forzada y una reacción del lector similar a la que tendría el lector del texto base.

Capítulo 8: Tipos de correspondencias y contrastes

Se diferencian dos tipos de correspondencias y contrastes: dinámicas y estructurales.Las dinámicas están formadas por el aspecto morfológico, que trata errores de estructuras, aspecto sintáctico, que se centra en errores estilísticos, y aspecto fonológico, que engloba errores de pronunciación debido a los diferentes alfabetos.Las estructurales, a su vez, se dividen en léxicas, donde destacan problemas como los préstamos y expresiones traducidas literalmente, y formales, que tratan problemas sobre la forma del texto, como fonológicos, morfológicos y sintácticas (éstos últimos son responsables de la mayoría de los errores).

Capítulo 9: Técnicas de ajuste

Las técnicas de ajuste utilizadas en la traducción tratan de crear un mensaje equivalente lo más cercano al original. Estas técnicas son de adición, sustracción, o modificación. Las adiciones aparecen cuando se debe especificar algo, para evitar la ambigüedad. La sustracción es mucho menos utilizada, pero más representativa, y se utiliza para eliminar repeticiones, conjunciones o vocativos. Las modificaciones se utilizan para crear un mensaje menos forzado en cuanto a cuestiones de sonido, categorías y orden de palabras y oraciones. Es conveniente también la utilización de notas a pie de página en traducciones literales debido a la cultura o costumbres.

Capítulo 10: Procedimientos de traducción

Existen dos procedimientos básicos de traducción: técnicos y organizativos.Los técnicos afectan a la conversión del texto de una lengua a otra. El traductor debe conocer cuidadosamente ambas lenguas y sus culturas correspondientes, para poder así traducir de manera global.Los organizativos afectan a la organización del texto de manera global.

Segunda parte: Teoría y práctica de la traducción

Capítulo 1: Un nuevo concepto de la traducción

Hoy en día, el número de traductores es muy elevado, aunque todos ellos deben ceñirse al mensaje original del texto. Esto no era así en los principios de la traducción, ya que antes lo realmente importante era la forma del texto, y no el contenido, y la reacción del lector apenas importaba.

Capítulo 2: La naturaleza de la traducción

La traducción se encargará de la reproducción de un mensaje que no parezca realmente una traducción. Se dará prioridad al significado del texto ante la forma, sin olvidar el estilo. Las prioridades de la traducción son la coherencia, la equivalencia dinámica y la facilidad para entenderlo, mientras que sus funciones son: informativa, expresiva e imperativa.“La traducción consiste en reproducir, en la lengua de llegada, el equivalente natural más cercano al mensaje de la lengua de partida.” (Nida, 2012: 283)

Capítulo 3: Análisis gramatical

La forma más correcta para llevar a cabo una traducción consiste en analizar el mensaje, transferirlo a la mente del traductor y reestructurarlo en la lengua de llegada.Se suele pensar que la gramática no es importante, pero la comunicación carecería de sentido sin ella. La gramática se estructura conforme a cuatro categorías: Objeto, evento, abstracto y relaciones.Debe prestarse especial atención al contexto que rodea a la acción, para poder entender el significado del mensaje sin llegar a confusiones causadas por la ambigüedad.

Capítulo 4: El significado referencial

El significado referencial tiene que ver con aquello que se refiere a objetos o eventos. El significado de un término se suele dar por su contexto, aunque para entenderlo realmente, se debe tener en cuenta la codificación sintáctica (construcciones gramaticales) y la codificación semotáctica (relación entre términos).Debemos hacer alusión al hecho de que no todas las palabras poseen un solo significado, y que para descubrir a cuál de ellos hacen referencia en cada situación, se debe prestar atención al contexto. No obstante, existe también el caso contrario: en una situación se podrán utilizar indistintamente varios significantes.Tampoco se deben olvidar aquellas palabras o expresiones con significados figurados, cuyo significado está relacionado con el primario, pero tiene connotaciones diferentes.

Capítulo 5: El significado connotativo

El significado connotativo es aquel que provoca una reacción concreta en los participantes del acto comunicativo. Los factores destacados del mismo son los hablantes, las circunstancias de uso y el marco lingüístico.Prácticamente todas las lenguas, por no decir todas, poseen estos significados emotivos, que se dan debido a cambios en la pronunciación, en el vocabulario utilizado y en la forma del discurso y del tema tratado.

Capítulo 6: Transferencia

La transferencia de una a otra lengua se realiza en la mente del traductor, por lo que no es algo objetivo al cien por cien, debido a sucesos del subconsciente del mismo, como inseguridad o excesivo conocimiento.Al realizar la traducción, no se debe ir en orden de una fase a otra, si no pasar por todas una y otra vez (Análisis, transferencia y reestructuración) para llegar a construir un mensaje coherente y conexo. Realmente importa más mantener el contenido que ser fiel a la estructura, aunque es cierto que se debe tratar de mantener en la medida de lo posible, a pesar de que sea complicado. Esta es la razón por la que se aplican numerosos cambios en la estructura de los textos, como cambios en el discurso, modificaciones en oraciones, frases y palabras, negaciones dobles, elipsis, concordancias de género y número…La conclusión de esto es que se le da importancia mayoritaria al contenido y a la connotación emotiva del mensaje, y en menor medida, a la forma.

Capítulo 7: Reestructuración

Al reestructurar un texto, se deben tener en cuentas las variedades de estilo y sus componentes y técnicas.Dentro de cada lengua hay diferentes variedades en función del tiempo, la clase social, el lugar, el discurso y los géneros literarios. Aquellas lenguas con una tradición literaria larga poseen un lenguaje escrito mucho más desarrollado, mejor organizado y más complejo. Los factores que influyen en los niveles sociológicos de las lenguas son la edad, el sexo, el nivel cultural, la profesión y clase social, lo cual desemboca en una técnica culta, formal, informal, coloquial o familiar.Otro aspecto importante es el tipo de discurso, que se utilizarán para marcar el inicio y el fin de un texto y las relaciones temporales, espaciales y lógicas con las que el autor se implicará. Los dos tipos de discurso representativos son el poético (más novedoso, complejo, concentrado y sencillo) y la prosa.

Capítulo 8: Comprobación de la traducción

Tras haber realizado la traducción, se debe comprobar la calidad de la misma en relación a aspectos como la fidelidad, inteligibilidad y equivalencia. Es normal que las buenas traducciones sean más largas que el texto original, ya que se desea comunicar todo de manera minuciosa.Existen muchas formas de comprobación, aunque la más eficaz es la técnica de Cloze: cuanto más fácil sea para el lector adivinar la palabra siguiente, más sencillo le resultara la comprensión del contexto de ésta.


Apéndice

¿Qué es la traducción: una ciencia, una habilidad, o un arte? Habilidad y arte al mismo tiempo. En un futuro, cuando se sepa la manera en que el cerebro manipula y transfiere la información de una lengua a otra, podremos considerarlo una ciencia.
“Vivimos en la edad de la información interlingüística.” (Nida, 2012: 424)

Conclusión

Tras el análisis exhaustivo de la obra Sobre la traducción del renombrado lingüista, observamos el importante papel que le da al traductor, pues es gracias a él por lo que la traducción e interpretación es posible. Es en su mente y en su subconsciente en donde se crean relaciones entre las diferentes lenguas para poder crear posteriormente un mensaje coherente, y equivalente al original.
A la hora de crear este mensaje, se deben seguir unas pautas, de modo que el contenido y la connotación emotiva del original sigan presentes en la traducción resultante, y no es realmente necesario ser fiel a la forma, a no ser que se trate de un texto poético.
No obstante, ningún texto va a tener sentido si no se considera las cuestiones culturales en las que la lengua y el mensaje están inmersos, y por ello lo más grandiosos traductores e intérpretes son aquellos no sólo multilingües, si no multiculturales.