HUMOR Y TRADUCCIÓN. LOS SIMPSON CRUZAN LA FRONTERA
portada_jjm.jpg
Autor: Juan José Martínez Sierra
Editor: Universidad Jaume I. Servicio de Comunicación y Publicaciones
Año: 2008
Idioma: Español
ISBN: 9788480216364

Por Cristina Galache Alonso

Table of Contents









INTRODUCCIÓN

El autor, Juan José Martínez Sierra, actualmente profesor en la Facultad de Traducción e Interpretación de Murcia, está especializado en la traducción audiovisual y en los Estudios Descriptivos, entre otros aspectos. Ha publicado además de este libro numerosos artículos relativos a la traducción tanto nacional como internacionalmente. Así, en la siguiente obra viene a analizar de manera profunda el ámbito audiovisual de la traducción, y más en concreto, el doblaje. Asimismo, en el corpus principal de la misma, se encarga de hacer un estudio exhaustivo del doblaje de la comedia humorística y situacional de Los Simpson de su idioma original, el inglés, al castellano. Muestra ejemplos e interesantes aspectos relativos a este tema, para elaborar finalmente una conclusión al respecto, mostrándonos una serie de tendencias utilizadas para su traducción.



RESUMEN

  1. LA TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL. EL DOBLAJE
En este primer punto, el autor enmarca la traducción audiovisual dentro del ámbito general de la traducción. Así, la traducción audiovisual, a pesar de su antigüedad, ha comenzado a ser estudiada recientemente, siendo pocos los trabajos y estudios existentes de la misma. Esta modalidad está a caballo entre la traducción escrita y la oral y combina el canal auditivo y el visual. Además, es considerada por muchos una adaptación más que una traducción en sí. En esta práctica, los traductores deben atenerse más a aspectos técnicos, como a la limitación espacial, y por eso muchos la ven como una adaptación. Tal y como Mayoral indica, hay una serie de peculiaridades que definen a la traducción audiovisual, que son:
a) Comunica a través de varios canales (auditivo y visual) y combinando distintos tipos de señales. Esto supone la necesidad de una sincronía y un ajuste.
b) La actividad del doblaje o de la traducción audiovisual es desempeñada por numerosos agentes, entre los que el traductor es uno más.
c) Hay una serie de convenciones en la traducción audiovisual que relacionan al producto traducido y al espectador, y que si se cumplen, hacen que el producto traducido resulte de calidad y sea percibido como un original.
Martínez Sierra sugiere una definición de traducción audiovisual que se ajusta a sus convenciones y pensamientos: “es una modalidad general de traducción que se ocupa de los textos audiovisuales, los cuales se caracterizan porque se transmiten a través de dos canales simultáneos (el acústico y el visual), y por presentar una combinación también simultánea y complementaria de varios códigos de significación, cuyos signos interactúan y construyen el entramado semántico del texto audiovisual. Igualmente tiene unas características propias, unos condicionantes internos y externos y unas estrategias específicas.”
Por otra parte, hay una dicotomía entre adaptación o traducción. ¿Cómo deben ser consideradas, realmente, las actividades del doblaje y de la subtitulación? El autor concluye que el proceso y el producto obtenido van a ser considerados como una traducción propiamente dicha, mientras que la adaptación, simplemente va a ser una estrategia o técnica del mencionado proceso.
En la traducción lo que prima es el TEXTO y no la LENGUA. El autor se aventura a nombrar las peculiaridades del texto audiovisual, el cual combina dos canales, y transmite una información que se configura a partir de diez sistemas de significación: el código lingüístico, el paralingüístico, el musical y de efectos especiales, el de colación del sonido, los iconográficos, los fotográficos, el de movilidad, el de planificación, los gráficos y los sintácticos o de montaje, siendo el preponderante a la hora de traducir el lingüístico, evidentemente. Aunque lo más significativo de este tipo de textos es que tanto los elementos verbales, como los no-verbales, gozan de importancia. Además van a ser textos que cuentan con una oralidad prefabricada. Cuando son recitados, no se hace de una manera espontánea, sino que estarán basados en un guión.
Otro aspecto a tener en cuenta si queremos conocer la traducción audiovisual en profundidad son las restricciones a las que está sometida. Restricciones como la cultura origen, la música, el ruido y la imagen, que en ningún caso pueden ser cambiados. Además, se hace especial hincapié (al centrarse en el doblaje de comedias de situación televisivas, como los Simpson) en que el humor y su convención cultural constituyen otra restricción importante.
El autor plantea la traducción audiovisual desde la Teoría del Escopo de Vermeer. Por lo tanto, en este campo ha de traducirse de acuerdo con algún principio o propósito en lo que al texto meta se refiere. Así, tal principio viene dado por aquel que hace el encargo de traducción. No obstante, en muchas ocasiones esta figura no aparece. No es el caso de los Simpson, serie en la que se basa el autor para elaborar su corpus. El escopo de los Simpson es lograr la producción de humor. Y para ello, y sobre todo, para que en el producto final se mantuviera fiel el idiolecto de cada uno de los personajes, el cliente propuso una serie de preceptos que guiarían al traductor.
Antes de centrarse en el doblaje, tema principal de la obra, se explican las modalidades de la traducción audiovisual: el doblaje, la subtitulación, las voces superpuestas o voice-over, la interpretación simultánea a la película (menos común) y otras modalidades (como la traducción de textos multimedia: juegos educativos, cuentos…).
El DOBLAJE va a consistir en sustituir la banda sonora original por otra, con el objetivo de crear una ilusión: el espectador creerá que lo que ve es un todo homogéneo. Así, la actividad del doblaje tiene una importancia mediática enorme, influyendo tanto en la imagen que el espectador se crea de un determinado país, lugar, etc. O influyendo incluso en el lenguaje de estos. Otro aspecto a tener en cuenta del doblaje es la credibilidad del producto traducido, que depende de la voz del actor de doblaje, de factores lingüísticos y extralingüísticos. Y aunque es evidente que esta actividad es compleja, lo es aún más cuando hablamos de series animadas. Así, por último, a pesar de la importancia del doblaje, tanto a los traductores como a los actores de doblaje no se les da todo el mérito que merecen. Son unos invisibles más en el mundo de la traducción.
El autor prosigue con otros aspectos interesantes a tener en cuenta dentro del doblaje, como son las fases en que se desarrolla (traducción, ajuste, producción, dirección o interpretación y mezclas), o un concepto ligado por antonomasia a la modalidad del doblaje: la SINCRONÍA. Esta, viene definida como “el acuerdo entre los distintos signos emitidos con el fin de comunicar el mismo mensaje”. Así, se distinguen varios tipos de sincronía: de contenido, visual (que a su vez incluye la sincronía labial, la isocronía y la sincronía cinética) y de caracterización o acústica.
En cuanto a la sincronía en el caso de los dibujos animados (no olvidemos que el corpus de la obra es el doblaje de los Simpson), implica menos exigencias que si se estuviera doblando a un actor de carne y hueso. A pesar de ello, cuenta con una mayor dificultad, puesto que estamos hablando de dibujos que dan menos claves al actor de doblaje para realizar su trabajo.


2. LOS ESTUDIOS DESCRIPTIVOS Y LA TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL
En primer lugar, el autor nos sitúa su trabajo dentro del ámbito de lo descriptivo. Así, este capítulo se basará en la rama descriptiva de los Estudios de traducción. Por ello, parte de la llamada Escuela de la manipulación, que constituye el germen de estos estudios. Esta, se caracteriza sobre todo por aspectos como la traducibilidad, la equivalencia, la preferencia por la traducción poética y por lo literario, así como la orientación prescriptiva y evaluativa. Aunque también presenta fallos, puesto que no cuenta mucho con las aportaciones de la Lingüística, y no tiene demasiado en cuenta los errores de la traducción y su análisis.

Esta Escuela influyó en la traducción audiovisual, ya introducida (aunque de manera tardía) en los Estudios sobre la Traducción. Lo más importante en este aspecto es que la traducción audiovisual, incluida dentro de las traducciones como “hechos literarios en un sistema de relaciones o sistema literario” (Escuela de la manipulación), será vista como unos “hechos audiovisuales”, incluidos dentro del llamado sistema literario.

A continuación, Martínez Sierra introduce el término de norma, importante punto que, aunque no sólo atañe a los estudios descriptivos de la traducción, ha de ser tenido en cuenta. La norma, alude a la forma de actuar del traductor, a la toma de decisiones de este a la hora de elaborar una traducción. Toury establece que son “las regularidades observadas en la conducta traductora dentro de una determinada situación sociocultural”. No obstante, el traductor no sólo actúa siguiendo estas normas (consideradas como las reglas más objetivas), sino que también hace uso de su propia idiosincrasia (reglas más subjetivas). Así, las normas aparecen en las actividades en las que hay posibilidad de actuar de varias maneras, y en las que se elige uno u otro modo de comportamiento de manera premeditada. Por lo tanto, hay normas en todo ámbito social, y es más, estas normas son adquiridas en la socialización. En el ámbito de la traducción (clara actividad en la que la opción a seguir se puede bifurcar), hay normas. Y en muchos casos, actuar sin seguir la norma puede tener nefastas consecuencias para el traductor.

Así pues, las normas cuentan con características como: una especificidad sociocultural, inestabilidad (son entidades inestables y cambiantes, puesto que dependen en alto grado del receptor de la traducción). Muestran una dependencia social y cultural en cuanto a la LM, con lo que le dan prioridad al TM. Por último, no son observables ni están formuladas como tales. Otro punto a tener en cuenta es que surgen de estrategias adoptadas por un traductor, que pasan a ser tendencias traductoras, convertidas en normas al ser asimiladas por la comunidad de traductores.
Por otro lado, el autor continúa enumerando los tipos de norma existentes en base a varios autores, pero destacando la clasificación hecha por Toury, que aunque incompleta, más tarde será ampliada por otros autores. En su clasificación aparecen tres tipos de norma: norma inicial, normas preliminares y normas operacionales.
Tras esta clasificación, el autor se va a centrar en las normas en el ámbito de lo audiovisual. Aunque podemos distinguir nuevamente varias clasificaciones, nos centraremos en la hecha por Goris, según el cual, tenemos las siguientes normas: “estandarización lingüística” (que consiste en homogeneizar el TM), “Naturalización” (que se basa en adaptar el TM a la cultura meta) y “Explicitación” (consistente en añadir información que dote de claridad y precisión al TM).


3. LOS ESTUDIOS CULTURALES Y SU APLICACIÓN A LA TRADUCCIÓN
En este punto el autor se va a centrar en el concepto de CULTURA y en los estudios que se ocupan de ello. La importancia de la cultura radica en que se puede entender la traducción como una situación intercultural al permitir la comunicación entre dos personas de distintas culturas. Lo mismo sucede con la traducción audiovisual y con la de la serie de los Simpson: hay una comunicación entre el autor de la obra y los espectadores de la serie. Continuando con lo anterior, los Estudios Culturales constituyen una agrupación homogénea de teorías y métodos que tienen como objeto de análisis a la cultura. Pero, ¿qué es cultura? La cultura, aunque no presenta una única definición, es para el autor del libro “un conjunto de conocimientos, experiencias, creencias, valores, actitudes, jerarquías, roles, objetos materiales (…) que un grupo de personas adquieren a lo largo de generaciones, y a través de esfuerzos individuales y grupales”. Otro aspecto a tener en cuenta, es que las culturas, además de cambiar, se contagian entre sí, con lo que el resultado es que, a la larga, puede que gracias a la globalización surja una cultura más homogénea, digamos. Con el impacto que esto tendrá en la traducción.

El autor continúa estableciendo los aspectos que configuran las culturas: referentes culturales (elementos pertenecientes a una determinada cultura y que la diferencian de cualquier otra: lugares, literatura, historia, arte, costumbres, personajes…), género (tipo de texto del que hablamos. En este caso, Los Simpson se incluyen dentro del dramático), intertextualidad (referencias hechas en un texto a otros existentes en esa misma cultura. Destacar que es de sumo interés en la obra analizada por el autor, Los Simpson, puesto que el humor se basa mayoritariamente en aspectos intertextuales). Igualmente alude a la estrecha relación existente entre el humor y la cultura (no olvidemos que el corpus analizado es una serie humorística): el humor, es un claro reflejo de una determinada cultura, y varía en función de la cultura a la que pertenezca. De ahí la dificultad de su traducción.

Volviendo a la relación traducción-cultura, el autor hace hincapié en que para traducir bien, es necesario ser partícipe de la cultura del TO. Tanto es así, que traducir, es hacer una mera comparación intercultural usando para ello la lengua; se comparan lenguas, culturas y sociedades. Y si la traducción tiene una dimensión cultural, el traductor no será menos. Por lo tanto, sería correcto hablar de “mediador intercultural”.

Finalmente, explica el importante papel de la cultura en la traducción audiovisual. De este modo, un producto audiovisual muchas veces será el reflejo de una determinada cultura. Al mismo tiempo, introduce la idea de la dificultad que supone el trasvase de factores culturales (siendo estos inteligibles para el receptor) en un producto audiovisual determinado. Pues bien, los referentes culturales antes citados, también pueden constituir un problema a la hora de doblar o traducir una obra determinada. Estos referentes, a veces son compartidos por la cultura meta y origen, pero si no lo son, hay que buscar fórmulas para que tales referentes sean comprendidos por el receptor (sustitución por un equivalente en la LM, explicación, extranjerización…)

En el caso de la intertextualidad en este ámbito, podríamos distinguir cinco dimensiones en la relación traducción-intertextualidad. El autor se centra en uno: la referencia a otro texto, y establece que ese aspecto suele aparecer habitualmente en la traducción audiovisual. Ello, generalmente, supondrá un problema. En primer lugar, porque el traductor ha de tener la competencia y bagaje cultural suficiente como para identificar la referencia textual. Además, tendrá que traducirlo correctamente: por un equivalente en la cultura meta, si es una cita famosa por una “traducción famosa” ya existente, etc. Pero siempre intentando que el receptor reconozca esa referencia textual. Por último, añadir que en la traducción audiovisual, podríamos hablar le intertextualidad audiovisual, puesto que en la intertextualidad también participan imágenes y voces que ayudan a que estas referencias sean identificadas tanto por traductor como por público.


4. SOBRE EL HUMOR Y SU TRADUCCIÓN (AUDIOVISUAL)
En este capítulo, el autor abarca todo lo relacionado con el humor y su traducción, y sobre todo, con el humor audiovisual. Por ello, considera pertinente comenzar analizando lo que es el humor para él. En primer lugar, hablará de “acto de humor” en lugar de “humor” (puesto que a este primero lo considerará la puesta en práctica de una condición humana, el humor en sí). Así, el humor será una respuesta divertida a un estímulo auditivo o visual, que tiene un origen cultural, y un diseño característico que indica la intención de conseguir un efecto humorístico. Así, dentro de su trabajo también va a hacer una distinción entre la unidad de traducción, que en este caso será el texto, y entre la unidad de análisis, que se trata del chiste. El chiste viene en esta obra definido por varios autores, pero me limitaré a nombrar la que el propio autor del libro hace: “El chiste es todo aquello cuya intención sea provocar un efecto humorístico.”

A continuación, el autor se va a centrar en la traducción del humor. De esta manera, aunque haya recibido poca atención, es una modalidad compleja e importante (sobre todo en el medio audiovisual del que se está hablando). Así, la complejidad en la traducción del humor radica en las bases culturales que este tiene, y que en muchos casos constituyen una barrera para los receptores, culturalmente divergentes. Otros aspectos que configuran el humor y que pueden ser un problema para la traducción de este son el bagaje cultural compartido entre autor y receptores, los posibles receptores y sus diferentes características, o la intertextualidad y valores semióticos. Como ya se ha dicho, este tipo de traducción es compleja, pero no imposible. En la obra del corpus, Los Simpson, tal y como establece el autor, todo el humor es traducible desde el momento que la audiencia meta recibe tales textos como productos humorísticos. Aunque, en muchos casos, la dificultad que conlleva esta práctica, empuja al traductor a “adaptar” más que traducir (adaptar en el sentido de cambiar el chiste, sustituirlo por elementos equivalentes en la cultura meta, etc.)

La complejidad de traducir chistes, al igual que la de traducir humor en general, es elevada. El problema radica, sobre todo, en las divergencias culturales y sociolingüísticas que hacen que muchas veces el éxito de un chiste no esté asegurado más allá de su propia comunidad lingüística. Además, también ejercen presión en la traducción de chistes los obstáculos lingüísticos (del tipo de juegos de palabras, referencias metalingüísticas, etc), el conocimiento previo compartido, o las diferencias individuales (no todos los receptores van a tener el mismo sentido del humor). En cuanto a la traducción de humor en el ámbito audiovisual, goza de las mismas características (y por lo tanto, de la misma dificultad y aspectos restrictivos) que la traducción humorística en sí, pero añadiéndole la presión que ejerce el límite temporal (tanto del tiempo en que debe ser entregada, como del tiempo de que un personaje dispone para hablar y que limita la longitud del texto doblado). Todo ello con la prioridad de respetar la intención del original y provocar las risas del espectador.

Por último, y siguiendo la propuesta de Zabalbeascoa, el autor propone una clasificación de tipos de chistes, aludiendo a las dificultades de traducción de cada uno de ellos, así como a ciertos conceptos teóricos relacionados con los mismos. Estos tipos de chistes serían: chistes sobre la cultura y las instituciones nacionales, chistes del sentido del humor nacional, chistes dependientes de la lengua y por último, chistes binacionales.


5. ASPECTOS PRAGMÁTICOS
En este capítulo, el autor tratará el tema de la Pragmática y ciertos aspectos relacionados con la misma, los cuales considera de relevancia para el análisis que realizará de la comedia situacional de los Simpson. En primer lugar, establece que la Pragmática es la disciplina que se ocupa del estudio de las relaciones entre el lenguaje. Así, de todos los puntos clave de la disciplina, se va a centrar, ante todo, en el estudio por parte de esta de los sistemas de conocimiento compartido en el seno de las comunidades y que hacen posible la comunicación. Por otra parte, también se establece que en la praxis del lenguaje, de la comunicación, priman una serie de máximas: Máxima de Cantidad (proporciona información suficiente y apropiada), Máxima de Calidad (proporciona información contrastada), Máxima de Relación (sé pertinente) y Máxima de Manera (haz contribuciones concisas).

Otros aspectos importantes dentro de la pragmática, serían lo que el hablante quiere decir, y lo que sus palabras realmente significan, así como el sentido verdaderamente comprendido por el interlocutor. Pues bien, tanto en el primero, como en el último aspecto, el contexto juega un papel imprescindible. Contexto en el sentido de “entorno físico, psicológico y social en el que se hace una enunciación”. De esta manera, el contexto permite que se combinen información nueva y antigua. Es decir, a partir de información ya conocida, el receptor puede inferir otra información, y todo ello, finalmente, va a contribuir a que la comprensión del mensaje por parte del mismo sea completa.

En cuanto al humor, se pone en práctica nuestra habilidad para jugar con el lenguaje audiovisual, así como la habilidad del oyente para extraer el significado interno del mensaje. En este aspecto, es de gran importancia el concepto de la inferencia nombrado anteriormente, puesto que el receptor debe inferir el significado invisible. Por otro lado, en el campo del humor (y de su traducción), que recordemos queda enmarcado en la traducción audiovisual, cobra especial relevancia el espectador. Así, en función de la cantidad de conocimientos (conocimientos propios con que cuente el telespectador e inferencias), distinguiremos entre distintos grados de relevancia (añadir que, la relevancia supone una recompensa pragmática, en este caso, en forma de humor o risas) poniendo en relación al espectador original con el espectador meta:
- Grado de relevancia menor en la audiencia meta que en la original. (Suele ser el caso más frecuente).
- Grado de relevancia similar entre ambas audiencias
- Grado de relevancia superior en la audiencia meta que en la original. (Este, en cambio, es el caso menos habitual).


6. METODOLOGÍA DEL ANÁLISIS Y PRESENTACIÓN DEL CORPUS
Dentro de este capítulo, el autor expone el análisis, justificación, objetivos, hipótesis, estructura y metodología a la hora de llevar a cabo su trabajo. Así, justifica el estudio en la enorme tradición de España como dobladora de productos audiovisuales, así como la innovación que supone su trabajo, hasta el momento de su publicación, inédito. Además, revelar las claves del éxito de una serie como los Simpson será interesante, igualmente.
En cuanto al objetivo de su trabajo, se basará en desarrollar una metodología descriptiva para el estudio contrastivo de la traducción del humor en textos audiovisuales para poder identificar tendencias de traducción.

A continuación, enumera todo las hipótesis que motivan su trabajo, pero al tratarse de una breve reseña sólo nombraré alguna de ellas:
- La identificación de tendencias traductoras pertenecientes a la traducción del humor en textos audiovisuales mediante la comparación de las dos versiones de los Simpson.
- La posibilidad de la pérdida total o parcial de la carga humorística, así como la consciencia del traductor respecto al distinto bagaje cultural de las audiencias meta y original (y el impacto que esto tiene en el trabajo del traductor).
- (…)

Siguiendo con la metodología que toma a la hora de analizar los capítulos, pasará por una serie de fases, desde la elección de cuatro capítulos, en los que se recopilaron una serie de chistes, posteriormente agrupados según la clasificación tipológica de Zabalbescoa. Así, el añade una propia clasificación en función de los cambios sufridos por parte de los chistes al ser traducidos (Chistes con igual carga humorística e iguales elementos humorísticos, y Chistes con distinta carga humorística y cambios en los elementos humorísticos). Posteriormente los analizará tanto de modo global, como individual, estableciendo finalmente las tendencias usadas en su traducción.

Posteriormente, para volver a enmarcar su trabajo en el plano de la serie de Los Simpson, el autor nos pinta las características de esta exitosa serie. Los Simpson, fueron estrenados por primera vez en enero de 1990, cosechando grandes audiencias y numerosos premios. Es considerada como una comedia de situación de la clase trabajadora, que cuenta la vida de una disparatada familia americana de clase media-baja. Así, constituye una sátira social, que critica ciertos aspectos de la sociedad estadounidense. Por otra parte, y ya que se está enfatizando en la comparación entre el original y el producto doblado, el autor añade que la serie llegaría a España un año después del estreno de su original en EEUU (concretamente, la primera emisión sería el 20 de enero de 1991, en la Primera de RTVE). En cuanto a la serie, es evidente que se ha emitido doblada. Por lo tanto, el autor continuará hablando sobre el doblaje de la serie en España. Este, es llevado a cabo por la empresa “Estudios Abaira”, y es considerada como la mejor versión doblada de los Simpson en toda Europa. Lo más destacado es la homogeneidad y credibilidad que le ha dado a los personajes un equipo de actores que apenas ha variado desde su estreno en España (destacar que la única baja ha sido la del encargado de dar voz a Homer Simpson, Carlos Revilla, fallecido en el año 2000).

En última instancia, el autor alude al tremendo éxito de la serie justificándolo con datos relativos a su audiencia a lo largo de todos los años de su emisión. Y como muestra, un botón: el episodio más visto en España ha sido El cometa de Bart, gozando de unos 3.403.000 espectadores, añade el autor como dato curioso.


7. ANÁLISIS DEL CORPUS
El presente capítulo representa la parte clave de toda la obra. En este, el autor se centrará en el análisis del corpus, siguiendo el esquema ya explicado en el anterior capítulo. De esta manera, en primer lugar analizará los chistes del Grupo 1, o aquellos que han mantenido una carga y una combinación humorística idénticas. Estos chistes, han sido analizados de manera global, arrojándose los siguientes datos cuantitativos: el elemento humorístico más usado es el no-marcado, mientras que el menos usado es el referente a las comunidades lingüísticas específicas. Otros elementos bastante usados para provocar el humor serían el visual, paralingüístico y sonoro, siguiendo este orden. Mientras que, a la cola de los menos usados, también nos encontraremos con los elementos gráficos.

En segunda instancia, el autor se va a ocupar del análisis de los chistes pertenecientes al Grupo 2, o aquellos chistes que han experimentado una variación cuantitativa o cualitativa en su carga humorística. Estos chistes, que a su vez se subdividen en cuatro tipos, van a ser analizados tanto de manera global, como desde una perspectiva pragmático-cultural.

El primer tipo, serán los Chistes con pérdida parcial de carga humorística en la versión meta (VM). Analizará concretamente un pasaje del capítulo “El Cabo del miedo”, mostrando la desaparición de cierta carga humorística debido a la pérdida de elementos sobre la comunidad e instituciones, lingüístico y gráfico. Pues bien, en este primer apartado, la conclusión que el autor saca es que el elemento más recurrente para producir humor va a ser el no-marcado, seguido por el visual. Por contraposición, el lingüístico y el cultural, suelen desaparecer con más frecuencia en esta agrupación de chistes, haciendo que pierdan parte de su carga humorística.

El segundo tipo, van a ser los Chistes con pérdida total de carga humorística que han desaparecido como consecuencia del proceso traductor. Nuevamente analiza varios capítulos, mostrándonos en todos ellos la pérdida de todo elemento constituyente del humor. Por ejemplo, en uno de los capítulos analizados, “Más allá de la cúpula del fracaso”, en la VM se pierden elementos gráficos y sobre la comunidad e instituciones, con lo que cualquier atisbo de humor en la VO desaparece en el producto doblado. En estos chistes, la conclusión a sacar por el autor es que, la gran mayoría de los elementos perdidos van a ser gráficos, lingüísticos, paralingüísticos y sobre la comunidad.

En cuanto al tercer tipo de chistes, lo van a constituir aquellos que presentan una combinación distinta de tipos de elementos, pero con una misma carga humorística. En este caso, las conclusiones del autor son que los elementos que más aparecen en la VO, pero que, curiosamente, siempre desaparecen en la VM, serán los relativos a la comunidad e instituciones. Algo contrario sucede con los elementos no-marcados, apenas representados en la VO, pero que aumentan considerablemente en la VM. Por otra parte, el elemento paralingüístico, que aparece en casi todos los chistes de la VO, aumenta en los chistes de la VM, al igual que los elementos lingüísticos. Por último, los elementos visuales y sonoros se mantienen en ambas versiones.

Por último, el cuarto tipo será el de los Chistes con aumento de carga humorística. Del análisis de este tipo de chistes, se concluye que el elemento no-marcado es el más usado, seguido por el paralingüístico, que en la VO aparece en muchos casos, mientras que en la VM lo encontraremos en la totalidad de los chistes. Por otra parte, los elementos visuales, gráficos y sonoros aparecen en la misma proporción en la VO y la VM. Por último, el elemento lingüístico y el referente a la comunidad aumentan considerablemente en los productos doblados.


8. CONCLUSIONES
Las conclusiones a las que va a llegar el autor tras su trabajo serán, en primer lugar, el producto audiovisual que ha constituido el objeto de análisis sí es traducible, así como sus chistes. De esta manera, esta traducción va a ser fiel a su escopo, al conservar mayoritariamente la carga humorística en todos los casos analizados (recordemos que solamente una minoría de los chistes han perdido totalmente esta carga).

Por otra parte, nos mostrará cuáles han sido las tendencias de traducción utilizadas para dar forma a la versión castellana de los Simpson. Establece, en primer lugar, que no ha querido mostrar dichas tendencias hasta el final de la obra para evitar cualquier atisbo de prescriptivismo en su obra, y porque no ha basado ninguna de esas conclusiones en tendencias o normas preestablecidas por otros autores. Así, concretamente, las tendencias enumeradas por el Martínez Sierra son.
a) Clara tendencia a mantener el humor de los chistes, ya sea conservando los mismos elementos, o recurriendo a la técnica de la compensación.
b) En aquellos casos que se pierde algo de carga humorística, se intenta que esta pérdida sea la mínima posible. Esto demuestra que la traducción del humor se concibe como una prioridad, y constata la traducibilidad de los elementos humorísticos y culturales.
c) Con el fin de mantener la máxima carga humorística posible, en los casos en que aparece el elemento gráfico, se suele recurrir a la subtitulación (a pesar de que la modalidad dominante en la serie es el doblaje).
d) Los tipos de chistes que aparecen tanto en la VO como en la VM, serán compuestos y simples, siendo el porcentaje de compuestos superior al de los simples. Así, la cantidad de chistes compuestos y simples se muestra prácticamente invariable de la VO a la VM, con lo que se ve la fidelidad mostrada a la hora de doblar la serie, la cual apuesta por un humor basado en los chistes compuestos.
e) Hay una tendencia al uso de soluciones extranjerizantes.
f) Como consecuencia de lo anterior, se deriva una tendencia a evitar el uso de elementos sobre la comunidad e instituciones y del sentido del humor propios de la cultura meta.