Traducción, reescritura y la manipulación del canon literario

Reseña 4.jpg
Autor/a/es: André Lefevere
Año:1997
España
Idioma/s: Inglés, español
Nº de páginas: 209
ISBN: 84-86408-64-4

Por Andrea Osés Abad

Introducción

André Lefevere nos muestra lo extendida que está la presencia del fenómeno de la reescritura y la gran influencia que tiene la ideología en sus distintas formas, centrándose en el campo de la traducción. Para lograrlo nos guía a lo largo del libro con una gran variedad de ejemplos de obras.

Resumen

Preescritura

En el primer capítulo el autor resume los temas tratados en los capítulos posteriores y presenta algunos conceptos y términos que utilizará a lo largo de la obra.
Entre otras cosas, defiende la importancia de los reescritores y los textos que crean, así como del estudio de la manipulación y los cambios llevados a cabo sobre los originales. También explica como el análisis de las reediciones puede ayudarnos a descubrir los factores que hacen que una obra sea canonizada o mantenga ese estatus. La presencia más amplia de reescrituras que de originales hace que el autor plantee que sean más relevantes y que su influencia sea mayor ya que con ellas se puede llegar a un público más numeroso, por ejemplo mediante la traducción.
Además, hace una distinción entre lector profesional (refiriéndose a profesores y estudiantes de literatura) y no profesional, entre literatura culta y popular y explica cuál es la relación entre lectores y tipos de lectura.
Menciona igualmente las influencias que reciben los reescritores y cómo afectan éstas su trabajo, si es aceptable o no una obra que haya sido reescrita conforme a ciertos criterios y la inevitabilidad de la aparición de cambios con respecto a las obras originales.

El sistema: el mecenazgo

En el segundo capítulo, André Lefevere introduce el concepto de sistema en la teoría literaria. No lo utiliza como referencia a un poder sino como <<un conjunto de elementos interrelacionados que comparten ciertas características que los aparta de otros elementos>>. La literatura como sistema no será determinista, pero sí tendrá ciertas limitaciones. Según él, los escritores y reescritores pueden elegir adaptarse al sistema o enfrentarse a él. La cultura y la sociedad son el entorno del sistema literario e influyen en él estableciendo los parámetros que debe seguir en concordancia con los otros sistemas pertenecientes al sistema social.
Para que los parámetros del sistema literario no se alejen del resto, se mantiene un control desde el interior de este por los lectores profesionales y desde el exterior por el mecenazgo (aquel poder que impulsa o dificulta la lectura, la escritura y la reescritura). El mecenas está normalmente más interesado en la ideología que en la poética, que será de mayor importancia para los lectores profesionales.El autor diferencia entre mecenazgo indiferenciado, en el que el mismo mecenas se ocupa de los tres elementos; y el diferenciado, en el que el éxito económico es independiente de los otros dos. En la actualidad el mecenazgo es indiferenciado.
Las obras canonizadas mantienen su posición, aunque cambie la poética, por la tendencia conservadora del sistema y por el poder de la reescritura que las adapta a una nueva poética. Estas obras serán más fáciles de encontrar y se publicarán en editoriales más importantes.

El sistema: la poética


Según Lefevere, la poética se compone de un inventario y de la idea del papel de la literatura en el sistema social. La poética está influida por la ideología, puesto que se forma a base de criterios obtenidos de obras ya producidas anteriormente.Las reescrituras llevan a la canonización de algunas obras de las cuales se obtienen nuevos criterios que forman una nueva poética.
Los cambios en la poética se dan posteriormente a los sucedidos en el entorno, ya que se necesita un tiempo de asimilación y aceptación de las reglas que la forman. Conforme va evolucionando el sistema, la poética irá transformándose con él. Con la llegada de cada nueva poética se da la anulación de la anterior; esto significará que las obras canonizadas según esta última serán reescritas para adaptarse a la nueva situación.
Una misma poética puede encontrarse en lugares con lenguas y políticas distintas debido a que los límites los marca la ideología. Encontraremos queen las traducciones y las reescrituras la ideología y la poética tienen mayor relevancia que la lingüística.

La traducción: las categorías

En el cuarto capítulo el autor habla sobre la imagen de las obras literarias según su traducción y cómo le afecta la ideología del traductor y la poética de la ideología receptora de la obra.
Los problemas que se encuentren al realizar una traducción se resolverán de distinta manera según sea la ideología del traductor. El resultado final de la obra habrá sido modelado creando una interpretación personal del que lleve a cabo esta acción y se convertirá en la obra verdadera para aquellos que no puedan leer el original.
Todo esto está ilustrado mediante ejemplos de traducciones de la obra Lisístrata de Aristófanes. También hace diferencias entre traductor fiel y traductor atrevido. Mientras que el fiel será conservador, usará notas explicativas y tendrá admiración por el original; el atrevido sentirá menos admiración e intentará sorprender con su trabajo.
De los textos traducidos podemos aprender mucho sobre la manipulación, incluso con las traducciones fieles en las que encontraremos seguramente la huella de una ideología conservadora. La mayor dificultad está en traducir las referencias culturales, connotaciones, niveles de dicción y nombres propios; que coincide con los puntos en los que encontramos las mayores diferencias entre traducciones de diferentes autores.

La traducción: la ideología

Mediante el estudio de las distintas ediciones del Diario de Anne Frank, André Lefevere explica la influencia de la ideología en la reescritura.
Encontramos tres: una de la propia Anne que hizo una auto-edición de su diario en hojas sueltas. Los cambios que realizó se pueden entender como de edición literaria y personal. Así mismo, su padre escribió una versión mecanografiada para poder publicarla y cambió otras cosas. Por último, cuando el padre de Anne consiguió llegar a un acuerdo con una editorial para publicar el diario, este volvió a ser revisado.
Anne decide omitir detalles que no tienen mayor importancia, la descripción de algunas personas y cambia la forma de escribir, en un principio en forma de cartas, por la del relato. El tema sexual, las palabras malsonantes y la emancipación de la mujer fueron omitidos por la editorial.
En la edición alemana, que realizó una amiga de la familia, no se utiliza un lenguaje juvenil lo que hace perder parte de la naturaleza de Anne. Además, hay errores a la hora de traducir expresiones de un idioma a otro y se suavizan las descripciones despectivas de los alemanes. Asimismo, se introducen cambios con los que se pretende que Anne Frank se comporte conforme a lo esperado en una niña de su edad alemana y así, pasa a ser un estereotipo cultural.

La traducción: la poética

En este capítulo el autor señala la mala accesibilidad a ciertas obras islámicas en occidente y lo atribuye al problema de la incompatibilidad de los sistemas literarios europeos con el islámico y al escaso prestigio que tiene la cultura islámica para los europeos y los americanos. Esto deriva en dos posiciones: cerrarse a esta cultura y querer acercarse para adaptarla a la nuestra, la cual se cree superior.
Pone como ejemplo el qasidah que no ha tenido buena aceptación en nuestra literatura y el cual se toma como inferior a otras obras. Además presenta muchos obstáculos a la hora de traducirlo al ser una mezcla de prosa y verso y al haber muchas diferencias culturales.

La traducción: el Universo de Discurso

Con el ejemplo de dos partes de la Ilíada de Homero el autor pretende enseñarnos cómo los traductores pueden ser reticentes a la hora de traducir algunos aspectos del Universo de Discurso del texto original por ser mal vistos en su propia cultura.
La imagen de la obra en su cultura de origen y en la de llegada hace que la actitud del traductor sea distinta a la hora de traducir estos términos conflictivos. Esta imagen puede ser distinta en cada cultura. Aquella cultura que no aprecie su imagen querrá parecerse a otra que sí se considere buena y por lo tanto será más abierta a traducciones provenientes de ella.

La traducción: el lenguaje

A la hora de realizar una traducción nuestro objetivo es que el lector quede satisfecho. Esto se puede conseguir utilizando recursos lingüísticos de la lengua meta. A pesar de ello, las traducciones no suelen conseguirlo y terminan siendo rígidas lo que hace que el lector espere que la traducción sea más pobre en este sentido.
Además, el original pierde y gana algo al ser traducido. La decisión de hacer una traducción con rima o de eliminarla forma parte de este problema, de igual forma que las diferencias entre las lenguas. Así como las traducciones pueden mejorarse, el original también es susceptible de ser perfeccionado.

La historiografía

El autor nos explica cómo puede pasar un escritor de estar canonizado a ser criticado y olvidado dándonos a conocer el caso de un escritor holandés. Esto se debe a los cambios en las ideologías, la cultura, la poética a los que algunos autores no pueden adaptarse.
La imagen de la historia de una cultura puede ser vista desde varios puntos de vista y reescrita desde ellos. Lo que antes era considerado glorioso actualmente podría resultar inaceptable.

La antología

Con las antologías las traducciones se ven limitadas a una extensión establecida por las editoriales. Una vez que hayan adquirido cierto prestigio, aceptación o lleguen a un público más amplio es posible que este número de páginas sea ampliado. Nos muestra las limitaciones a la hora de añadir autores, temas o géneros con la antología de poesía africana de varios autores.

La crítica

Desde la perspectiva de un lector no profesional, André Lefevere realiza un estudio de las críticas realizadas sobre Madame de Staël y cómo su familia pretendió que la imagen que se tenía de ella cambiara por completo y se creara una nueva que fuera verosímil y beneficiosa para sustituirla. Describe cómo los críticos terminaron hablando más de su personalidad que de sus obras.

La edición

El autor puede tener que enfrentarse a un problema bastante grave a la hora de intentar publicar su obra y ese problema es la censura. Al ser consciente de que La muerte de Danton no superaría la censura intacta Karl Gutzkow, editor de Georg Büchner, decidió realizar los cambios necesarios para que fuera posible él mismo. Esta edición no es sino una reescritura de la obra influida por razones ideológicas.

Conclusión

La obra argumenta exitosamente cómo todas las formas de reescritura tienen un componente subjetivo que difiere con cada autor, todo esto lo hace sin calificar esta reescritura como algo exclusivamente positivo o negativo.