La traducción y el lenguaje de Jane Austen

Jimenez.jpg

Autor: Nieves Jiménez Carra
Editor: Universidad de Málaga
Año de publicación: 2008
País: España
Idioma: Español
Nº de páginas: 147
ISBN: 978-84-9747-232-6

Por Cristina Oliveros Calvo

Introducción


«El estilo de un autor literario es difícil de determinar, ya que está formado, por lo general, por multitud de elementos que, sólo cuando se unen, conforman un todo que identifica su obra.» (Nieves Jiménez Carra, 2008, p.7). Partiendo de la definición de estilo, Nieves Jiménez Carra pretende definir el estilo de la famosa escritora británica Jane Austen a través del análisis de los principales términos de su narrativa y de las distintas soluciones traductológicas que los traductores españoles han tratado de dar a su lenguaje a lo largo del tiempo.
En un primer término, Jiménez Carra presenta, a través de una introducción, las razones que la han llevado a realizar esta investigación sobre Jane Austen. A esta introducción, le sigue una serie de capítulos que analizan:
-Los rasgos genéricos del estilo de Jane Austen
-Los términos y expresiones clave que más aparecen en sus novelas.
-Los estudios existentes sobre el lenguaje de Jane Austen y su contenido.
-Los rasgos culturales que aparecen en las novelas de Austen (acompañados de la definición y su significado en la época de la autora).
- Además de analizar, compara las versiones traducidas en España de las distintas novelas de Jane Austen tratando de indagar en sus errores de traducción y a la vez tratando de establecer el comportamiento de un traductor ante una traducción de Jane Austen haciendo referencias a los métodos que siguieron otros traductores a la hora de traducir partes concretas de la novelas de Austen.
Para finalizar la obra, Carra resume en una recapitulación todo lo anteriormente mencionado y culmina con una lista de referencias bibliográficas que pueden resultar muy interesantes para aquellos que quieran descubrir el trasfondo semántico de las novelas de Austen e incluso para quienes tengan que traducir una obra de esta famosa escritora.



Resumen


El estilo de cualquier autor es difícil de definir por contener una gran cantidad de elementos distintos, aunque suelen sobresalir unos pocos que dotan al estilo de exclusividad. En el caso de Jane Austen , es aún más complicado encontrar estos rasgos si se tiene en cuenta que, en un principio, tanto los contemporáneos de la época como la propia Jane no eran conscientes de que esta autora inglesa gozaba de un estilo propio caracterizado por una aparente sencillez que escondía dificultades de comprensión debido a su propia idiosincrasia.
Con el paso del tiempo, las novelas de Austen han trascendido y cobrado gran importancia en la actualidad. Pero este hecho acarrea un problema. No existen apenas estudios traductológicos de su lenguaje. Ni siquiera existen investigaciones en torno al mismo tema que se hayan llevado a cabo en su lengua original. Esto se debe a que la aparente simplicidad y naturalidad del lenguaje de Jane Austen no produjo gran impacto en la época en la que fueron escritas las novelas, a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Este problema deriva en que a la hora de presentar la obra a un lector actual, los traductores se encuentren con otro obstáculo que no pueden superar: ¿Cómo plasmar la realidad que transmitía Austen en sus novelas sin tergiversar el significado de la obra?. El paso del tiempo y la evolución de la lengua convierten el trasvase entre lenguas en algo muy complicado, sobre todo si la traducción que se lleva a cabo es la de una novela de Jane Austen.
El estilo de Jane Austen se caracteriza sobre todo por la precisión de su vocabulario, que usa tanto para expresar matices como para caracterizar a sus personajes. Es este último rasgo el más difícil de perfilar ya que Austen no utiliza un vocabulario concreto para describir a sus personajes sino un vocabulario abstracto que hace alusión a la manera de comportarse de los personajes. Así es como un lector de Jane Austen conoce a los personajes de sus obras, a través del comportamiento y no a través de las descripciones físicas. Se concibe la lengua como un factor que indica la clase social. Es por esta convención de la época por lo que las novelas de Austen poseen dos registros: uno coloquial, usado para reprobar el diálogo de los personajes, y otro más formal que abole los coloquialismos en la narración. Además, este hecho dota a su vez a la novela de un doble sentido: uno general que puede ser aplicable a todas sus novelas y un sentido más preciso situado en un fragmento concreto. Otro factor que también influye a la hora de comprender el lenguaje de Austen es el traductor, ya que muchas veces presta más atención al sentido general de la obra que al que no es visible a priori.
También, este vocabulario que era usado por Austen para plasmar la realidad en la que vivía se ve afectado por el paso del tiempo. Muchos vocablos que aparecen en sus novelas se consideran arcaísmos. Otros poseen un sentido diferente en la actualidad al que poseían entonces. Y unos cuantos más conservan el mismo significado pero con un significante diferente. Es por esta razón, por la que Nieves Jiménez trata de clasificar los vocablos o palabras clave, que son aquellas que se repiten asiduamente en las novelas de Austen y pueden tener varios significados en función del contexto. Esta clasificación está basada en la de otro entendido en el lenguaje de Jane Austen, Stokes, que ordena los términos según su contenido semántico. Los términos clave se agrupan en torno a cuatro aspectos que caracterizan a los personajes de Austen: head, heart, manners y spirits.
En estos cuatro apartados, Carra sigue la misma dinámica para exponer los distintos vocablos que pertenecen a cada apartado. En primer lugar, ofrece las acepciones del término que ofrecen distintos diccionarios para más tarde, presentar las distintas posibilidades de traducción del término dadas en distintas ediciones de las novelas de Austen en España para finalmente, decantarse por la posibilidad más afín al sentido de la novela.
En torno a head se agrupan términos que expresan cualidades de la mente, de la forma de ser o de actuar de los personajes. Dentro de este apartado, podemos encontrar los siguientes términos:
  1. Abilities
  2. Accomplishments
  3. Genius
  4. Intelligence
  5. Judgement
  6. Mind
  7. Rational
  8. Sense
  9. Sensible
  10. Understanding
En el apartado de heart aparecen vocablos relacionados con los sentimientos, las cualidades de la persona o los rasgos de personalidad. Contenidas en este apartado encontramos términos como:
  1. Amiable
  2. Candid/Candour
  3. Heart
  4. Imprudence/Imprudent
  5. Sensibility
Dentro de la sección manners están clasificados vocablos relacionados con la educación, la forma de reaccionar ante distintas situaciones. En este apartado encontramos términos clave como:
  1. Character
  2. Genteel
  3. Gentle
  4. Manners
  5. Rapture/ rapturous
  6. Reserve
  7. Respectable
En spirits se incluyen los términos spirits y temper que pueden expresar tanto el estado anímico de un personaje o su actitud ante algún acontecimiento o situación.
A continuación, Carra ofrece un análisis de los conceptos culturales y expresiones que aparecen en las novelas de Jane Austen y que pueden presentar dificultades a la hora de traducir o de comprender el texto. Estos elementos suelen ser en su mayoría phrasal verbs, nombres propios y de ciudades, conceptos de distintos tipos de juegos de cartas y de medios de transporte (barouche,chaise and four,curricle,gib).
Tras el análisis de los rasgos culturales y las expresiones, Carra se centra en las traducciones existentes en España de las novelas de Jane Austen y se encarga de compararlas, tratando de explicar los errores cometidos en las traducciones y la forma de actuar de los traductores ante la traducción de la novela de Austen a través de un recorrido por los métodos que siguieron los traductores españoles, autores de esas traducciones.
Por último, Carra realiza una síntesis final con el propósito de quedar los puntos anteriores más importantes claros a través de una recapitulación que relaciona unos puntos con otros.
La bibliografía que cierra la obra resulta bastante interesante, ya que es una lista bastante útil si se pretende indagar en el perfil lingüístico de Jane Austen.



Comentario


Esta investigación llevada a cabo por Nieves Jiménez Carra es muy recomendable para aquellos que deseen conocer más en profundidad a Jane Austen y su obra. Abarca sobre todo el ámbito léxico de su lenguaje, porque, como admite la propia autora, existen otras investigaciones paralelas de otros aspectos del lenguaje de Jane Austen. Es un libro que debería estar en la estantería de cualquier traductor dedicado a la literatura ya que es como una especie de diccionario con definiciones adaptadas a la novela de Jane Austen. Además de ser bastante asequible y liviano, es un trabajo que trata de dejar claro los principales puntos del lenguaje de Jane Austen, sobre todo, a través de la introducción y la recapitulación. En definitiva, un libro muy recomendable para aquellos amantes de la literatura decimonónica o para aquellos traductores que deban lidiar con el lenguaje de esta genial escritora.


Para saber más…


Señalamos a continuación las obras en las que la autora ha hecho mayor hincapié a lo largo de su propia investigación:

CRESPO ALLÚE, M. J.(1981). Las problemática de las versiones españolas de Persuasión de Jane Austen. Crítica a su traducción. Valladolid: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Valladolid.
PAGE,N.(1972). The language of Jane Austen. Oxford: Basil Blackbell.
PHILLIPS, K.C.(1970). Jane Austen’s English. Londres: Andre Deutsch.
STOKES, M.(1991).The language of Jane Austen. A study of some Aspects of her Vocabulary.Houndmills, Basingstoke,Hampshire y Londres: McMillan.