Aspectos Teóricos y prácticos de la traducción. Alemán – español

Reseña 14.jpg
Autor/a/es:Pilar Elena García
Editorial: Ediciones Universidad de Salamanca
Año: 1998
España
Idioma/s: español y alemán
Nº de páginas: 111
ISBN: 84-7481-856-7

Por Tetyana Shkvaruk

Introducción


Se trata de un trabajo de Pilar Elena presentado para su tesis doctoral. El objetivo primordial del libro es transmitir a los (futuros) traductores cuáles son los pasos que han de seguir a la hora de realizar una traducción de cualquier tipo. Es un libro, además de teórico, práctico puesto que vienen muchos ejemplos de la traducción del alemán al español. La autora trata de explicarnos en qué consiste la traducción basándose en las teorías de grandes profesionales de esta materia. Se nos presentan los métodos más importantes de la traductología de los últimos años y su justificación.


Resumen


El libro se divide en dos partes: la primera, que sirve de presentación de las grandes corrientes traductológicas; y la segunda, que poner en práctica la teoría en la traducción de textos del alemán al español.

Primera parte: Aspectos teóricos de la traducción
Tal y como lo señala el título, la primera parte se centra en la teoría de la traducción. Esta parte nos ayuda a comprender mejor en qué consiste la traducción y cómo la podemos definir correctamente. La autora hace una recopilación de definiciones establecida por muchos expertos de esta rama. No hay solamente una definición que pueda explicar lo que es exactamente traducir y por este motivo esta parte del libro se centra más en los pasos que hemos de seguir para hacer un buen proceso traslativo.

Se indica que para traducir un texto lo primero que tenemos que hacer es comprenderlo por medio de un análisis, ya que sería imposible su traducción sin entenderlo en su totalidad. Los conocimientos que tenemos de la lengua original y de la lengua de llegada juegan un papel muy relevante.

A la hora de analizar el texto en la lengua original es importante fijarnos en su tipología, puesto que de ello depende el lenguaje que debemos utilizar en la traducción. La mayoría de los teóricos coinciden en que los textos se dividen en dos grandes grupos: los literarios y los no-literarios. Destaca la extensa tipología textual de E. Werlich que distingue cinco tipos textuales que son: narración, descripción, exposición, argumentación e instrucción.

El siguiente paso en la traducción sería la búsqueda de la equivalencia, término este último que empleó Jacobson por primera vez en 1959 e inmediatamente después E. A. Nida. Generalmente, en la traducción no existe una equivalencia total, ya que cada lengua tiene sus rasgos, pero sí que existe una equivalencia facultativa y aproximada. Solamente se da la equivalencia total en algunos casos, como por ejemplo en los números que se traducen tal cual. Por el contrario, también existe la equivalencia cero que es cuando una palabra o expresión de un idioma no tiene un significado literal en otra lengua.

Tras seguir los pasos citados anteriormente, debemos tener claros los procedimientos técnicos de traducción que, tal y como exponen en 1958 Vinay y Dalbernet, pueden dividirse en dos grupos: el primero, el de traducción directa, que aglutina técnicas tales como el préstamo, el calco y la traducción literal; el segundo, el de traducción oblicua, con técnicas como la transposición, modulación, equivalencia y adaptación. Según Vinay y Dalbernet estas técnicas son fundamentales para los traductores. Desde el punto de vista de la autora del libro “la eficacia de estas técnicas es relativa” ya que los límites entre algunas técnicas no están claramente diferenciados.

Segunda parte: Aspectos prácticos de la traducción
En esta parte la autora pone en práctica la teoría desarrollada en el capítulo anterior, escogiendo dos textos de diferentes tipos y proponiendo una traducción como lo estima conveniente, basándose en los aspectos teóricos y explicando el motivo por el que traduce de una manera y no de otra.

El primer texto, con un lenguaje común y función apelativa, busca atraer a los turistas a Múnich. Se trata de un texto publicitario de promoción situado en un folleto turístico. Ante cualquier traducción es fundamental informarse bien del lenguaje que se emplea para un texto de una materia determinada; y así es como lo hace la autora del libro, que al traducir este texto investiga sobre la publicidad y sus rasgos para darle un enfoque correcto a la traducción. También hay que tener en cuenta al destinatario y su cultura ya que es conveniente transmitir el mensaje de acuerdo con su ideología y sus costumbres. A la hora de traducir el texto la autora propone tres opciones de una posible traducción de una frase y explica cuál sería la apropiada y cual no y por qué.

El segundo texto es un texto procedente del campo de especialidad científico-técnica. La función del texto es informativa y también pedagógica, por ello la forma de presentación tiene que ser objetiva, clara, precisa y abundante en definiciones. Al igual que en el texto anterior, antes de comenzar con el proceso traslativo la autora investiga sobre el texto de la rama científico-técnica informándose sobre el lenguaje y rasgos que debe emplear. Para realizar la traducción con menos dificultades la autora aconseja disponer al menos de dos textos: el texto de lengua original y otro texto (texto paralelo) en lengua terminal parecido al primero. El texto paralelo debe pertenecer a la misma rama ya que se empleará para extraer vocabulario y expresiones propias de la materia que servirán de gran ayuda para la traducción en lengua de llegada. Tras la atenta lectura del texto paralelo la autora hace una lista terminológica de palabras que cree que le servirán de refuerzo. Finalmente, una vez terminada la etapa de preparación de la traducción se puede comenzar la última parte del proceso traslativo que es la propia traducción del texto.