Teoría y práctica de la traducción en la prensa periodística española (1900-1965)


Toro.jpg


Autores: Antonio Raúl de Toro Santos y Pablo Cancelo LópezEditor: Excma. Diputación Provincial de Soria. Hermeneus, col. Vertere 10Año: 2008País: EspañaIdioma: españolNúmero de páginas: 167ISBN: 84x-96695-24-7
Por Iván Conde Losa

Introducción


Aunque la obra estaba destinada en un principio a convertirse en un libro de escritores británicos e irlandeses en la prensa periódica española de 1900 a 1965, los autores decidieron crear también este otro después de la información recopilada.
En esta época, donde acontecen hechos históricos importantes como las Guerras Mundiales y la Guerra Civil de España y sus consecuencias, la traducción al español de obras extranjeras es lo que querían evitar cada uno de los autores que escribieron los artículos que conforman este libro. Exponían que los autores extranjeros, e incluso algunos traductores, no debían introducir sus obras en España.
Resumen

Desde siempre, las traducciones han sido transmisoras del pensamiento y otras culturas. El libro trata la traducción española de los dos primeros tercios del siglo xx y recoge artículos periodísticos relacionados con la prensa periodística de la época.

Cómo se debe traducir. Heraldo de Madrid

Coello y Herrero hacen referencia a la dificultad que existe a la hora de traducir, ya que se debe preservar el sentido del autor en la obra original. Esto quiere decir que en una traducción se pueden perder ciertos matices o el sentido original de una expresión escrita por el autor, ya que en cada idioma existen diferentes expresiones para diversas situaciones que pueden hacer perder la comicidad o el drama de las obras.

Sobre el casticismo vergonzante de un país traducido. Heraldo de Madrid

J. Pérez Bances trata del problema de España en esta época como país que estaba perdiendo su originalidad y que en todos los ámbitos existía un mayor número de obras traducidas que nacionales.

Un impuesto literario. ABC

Felipe Sassone sostiene que los derechos de los autores y los traductores y los problemas que las medidas acarrean. Las obras tienen que pagarse para ser importadas o exportadas y ser traducidas. Así, los traductores y las administraciones de los mismos tiene que pagar por una obra traducida que, en cierto modo, se puede tomar como una nueva creación del traductor, ya que éste reescribe el original en algunos casos.

La originalidad y el plagio. ABC

El autor, Álvaro Alcalá Galiano, escribió este artículo en contra de aquellos que se dedican a denunciar el plagio de ciertos autores, cosa que según él es un trabajo en vano, poniendo ejemplos de grandes obras que están parcialmente copiadas o basadas en otras y que no han caído en el olvido por esas denuncias.

El arte de traducir. ABC

E. Gómez Carrillo se sorprende ante la gran cantidad de traducciones que empezaban a realizarse y expone su postura a favor de la literalidad de la traducción, aunque advirtiendo los problemas que puede llevar esto por pérdida del sentido original o llevar a confusión o frases sin sentido.

En torno al problema del teatro. Capítulo de soluciones. El Sol

En relación al teatro, Ricardo Baeza expone que en el teatro el público es el que expresa la crítica de la obra, pero al que hay que amoldarse para que la obra le sea amena y constructiva. Esto explica la decadencia del teatro español de la época, ya que el temor al rechazo a supuesto que los autores se estancaran en la estabilidad y no siguieran innovando. Esto, sin embargo, supuso la misma decadencia, pues el público quedó relegado a la monotonía y representación de obras de la misma índole.

El eterno problema de las traducciones. ABC

En este studio, E. Gómez Carrillo expone el siempre problema que su pone la traducción. Si el autor “descuida” una traducción, puede hacer perder la grandeza de una obra. Por eso incide, como en muchos casos y en algunos artículos de este libro, en intentar respetar el sentido original de las obras.

El dilema de la traducción. ABC

En este caso, Carrillo vuelve a citar la complejidad de la traducción, pero esta vez comparando metafóricamente el problema con la frase célebre de Shakespeare “Ser o no ser”. Esto es, el problema que ahora se trata es intentar conseguir que la originalidad de la que ya se ha hablado no se pierda.

Literalidad y literariedad. El Sol

Esta vez, Baeza se refiere a las traducciones que se realizan desde los puntos de vista literal y literario. Este caso es el que se viene repitiendo hasta ahora, sobre qué es más conveniente: por un lado traducciones literales y por otro, respetar el sentido del texto original.

“Traduttore, traditore”. ABC

F. Sassone utiliza esta expresión italiana para hablar esta vez de aquellos traductores que realizan su oficio de mala gana y simplemente por el hecho de cobrar por su traducción. Denuncia este caso y expone que, gracias a estos traductores, se pierden todos los valores de la obra original.

Alacranismo teatral. Plagios, imitaciones y préstamos. ABC

El autor peruano ya mencionado, Sassone, clasifica tres formas de entender la traducción desde el punto de vista de la literalidad: plagio, imitación y préstamo, siendo esto entendido como copia exacta, pequeñas modificaciones y toma de ideas, respectivamente.

Traducciones. ABC

Este artículo de mediados de siglo, escrito por Cristóbal de Castro, recoge el momento de auge en la incorporación de obras extranjeras traducidas a nuestro idioma, las cuales producían un desplazamiento de la firma española. Por otro lado, las editoriales también agravan la situación aprovechándose con anuncios atrayentes y pensando sólo en vender el producto.

Escritores y traductores. ABC

Como consecuencia de la Guerra Civil Española, la continuidad de los literatos se perdió y los continuadores de la línea pasaron a convertirse en traductores, debido a la gran influencia de las obras extrajeras, puesto que su importación estaba en auge en ese momento.

Traducciones. ABC

En contraposición con otros artículos, éste de Luis Araujo-Costa tiene connotaciones positivas ante las traducciones. Explica que en muchos casos se prefieren las traducciones al original. Otra de las ventajas advertidas es que el traductor tiene la posibilidad de corregir los errores del original e, incluso, introducir mejoras.

La originalidad y el plagio. ABC

Este otro artículo que sostiene también el tema de la originalidad y el plagio, recoge los pensamientos de Sassone, basados en la inexistencia de plagios. Según él, todo creador de una obra está, en realidad, realizando una copia de algún otro título, puesto que siempre hay influencias que redirigen a los autores, en la mayoría de los casos inconscientemente, y es francamente difícil comenzar un estilo nuevo.

Crítica de la traducción

Traducciones. El Imparcial

Bajo el punto de vista de E. Gómez de Baquero, las traducciones son positivas para el público, ya que suponen un acercamiento a la cultura y a la afición por la lectura.

El librecambio en el teatro. Las traducciones. Heraldo de Madrid

El teatro de la época se está perdiendo y Manuel Bueno expone sus razones para evitar este hecho. Por un lado, afirma que es un beneficio para las empresas el incorporar el teatro extranjero a las filas españolas. Pero que, a la vez, el resto de los países no apreciaban el arte dramático español. Una última razón es la cultura que se gana ante la realización de estas medidas.

Martínez Sierra, traductor de Shakespeare (I), (II), (III), (IV), (V), (VI). Los lunes de El Imparcial

En estos seis artículos, todos escritos por Luis Astrana Martín, se expone el caso de Gregorio Martínez Sierra y su mala traducción de las obras de Shakespeare, como Hamlet, The tragedy of Romeo and Julieta y The Taming of the Shrew.

El traductor de Shakespeare. Los lunes de El Imparcial

Alfonso Vidal escribe haciendo alusión a Luis Astrana Marín como traductor de la obra completa de Shakespeare y concluyendo que todo aquel que se pare a pesar un momento sabrá que realmente no conoce al escritor inglés.

Autores y traductores. El Sol

Diferente a los demás, este artículo tiene claramente diferenciadas sus partes por el escritor E. Marquina. Comienza hablando de el retraso literario en España. Debido a esto, continúa, el país asumió esta crisis llenando los almacenes de las editoriales con obras extrajeras. Por otro lado, esto también suponía el engrosamiento de la economía. En consecuencia, prosigue, los problemas se reducen a económicos y administrativos. Por último expone dos soluciones para estos problemas.

Los extraños en España y nuestra literatura en el extranjero. El Sol

Eduardo Marquina compara la literatura de España con la extranjera, admitiendo que las obras españolas contienen muy poca información acerca de ellas para que empresas extranjeras las compren. Por otro lado, bajo su punto de vista debe existir siempre una mano crítica que revise a los nuevos y futuros literatos.

A propósito de la traducción. El Sol

El artículo es una respuesta de Ricardo Baeza a un comentario de la señora Nelken, tras haber recibido ésta una crítica del autor.

Las versiones en verso. El Imparcial

Luis Astrana Marín comenta en este su artículo las traducciones de versos por D. Anselmo Gómez.

El espíritu de internacionalidad y las traducciones. El Sol

Debido a la rica producción propia, Inglaterra y Francia no necesitaban la adquisición de obras extranjeras antes de la Primera Guerra Mundial, y por eso en esta época se importaban desde Alemania e Italia. Por otro lado, la traducción se consideraba un arte.

“Traduttore, traditore”. El Sol

Al igual que el artículo de mismo encabezado escrito en el ABC, éste está escrito por Ricardo Baeza y también habla de aquellos traductores que realizan su oficio de mala gana y simplemente por el hecho de cobrar por su traducción. El “mal” traductor en cuestión esta vez es M. Gide.

El traductor como artista. El Sol

Comienza con la reflexión ante la gran expansión de las obras literarias gracias a la traducción. Pero Baeza también destaca un tema tratado en artículos anteriores: la mejor elección que debe tomar el traductor entre la literalidad y la literariedad.

La pérfida errata y el traductor sin imaginación. El Sol

Otro artículo de Baeza en el que denuncia su postura opuesta a la de aquellos traductores que realizan su trabajo con la mayor rapidez posible para cobrar cuanto antes. Tampoco está conforme ante aquellos que no comprueban, buscan o intentan conocer el sentido elemental, pues las traducciones posteriores resultan pobres o sin sentido.

Notas críticas. El Sol

A. Rodríguez de León hace referencia a Ricardo Baeza y a Carmen Gallardo de Mesa como los dos buenos traductores que han conseguido recopilar la obra completa de Oscar Wilde.

El problema de las traducciones. La Gaceta Literaria

Desde un punto de vista, España es un país que puede asimilar rápidamente neologismos y, por tanto, supone una gran ayuda para la búsqueda de distintas expresiones. De otro lado, explica que para traducir es necesario también el conocimiento de la propia lengua.

Españoles en Albión. El Sol

En este capítulo, se nombran a ilustres escritores como Maeztu, Salvador de Madariaga, Ricardo Baeza y Falcón, aunque no español, último cronista de la vida inglesa.

Sobre la traducción. El Sol

Dos libros abarcan el tema central del artículo y estudian diferentes tipos de traducción: La traducción, arte isabelina, de F. O. Mathiessen, y la conferencia “Taylorian lecture”, de Mr. Hilaire Belloc

El bochorno de las traducciones. La Vanguardia Española

Este artículo está referido a la cada vez mayor cantidad de traducciones que entran en el país, y a las editoras que contratan traductores de bajo salario para traducir cuanto antes.

Meditaciones sobre las traducciones. Ateneo

John T. Reid expone ciertos matices de la traducción, como la corrupción de ciertos libros y que muchos de los autores traducidos son norteamericanos. Países como Francia , Alemania y.EE.UU. publican, en este orden de cantidad, traducciones del español.

Al margen (I), (II), (III). La Vanguardia Española.

En estos tres artículos escritos en La Vanguardia Española se puede destacar la mención de una nueva versión de las obras de Shakespeare, el caso del editor que se convierte en mero fabricante de libros, la baja calidad de las traducciones y la comparativa de España con otros países en cuanto a libros traducidos.

La política de importación en el teatro español. ABC

En este último capítulo, José A. Giménez-Arnau expone la política del país que permite la entrada de obras de poca calidad, no apreciando las obras propias, incluso. También destaca, por el contrario, que se debe permitir la entrada de obras para la expansión cultural y anima a la asistencia al teatro.
Conclusión

La obra nos permite analizar y revisar nuestro pasado y entender las bases y el desarrollo a lo largo del siglo de la traducción. Resulta sin duda un llamamiento a los traductores para que se percaten y piensen qué oficio están realizando realmente: el de escritor o el de traductor.