¿SABÍAS QUE BRAD PITT Y EPI SON LA MISMA PERSONA? (…y su padre es Superman)

sabias qq.jpg

Autores: Luis Miguel del Baño Fernández y Gloria Luján Gómez
Editorial: Espejo de tinta
Año: 2008
España
Idioma: Español
Nº de páginas: 200
ISBN: 978-84-96892-22-4

Por Laura Martínez Cuervo

Introducción

Podemos definir el doblaje como el proceso por el cual se sustituyen las voces y los diálogos por otros en diferentes idiomas, normalmente en videojuegos, series o películas. Cualquier voz es válida, sin embargo, solo subsisten los mejores, aquellos que manejan a la perfección el sentido del ritmo, son versátiles y tienen talento además de respetar su trabajo y a sus compañeros de profesión.
Cuando un ciudadano acude al cine para ver la película de su actor o actriz favoritos solo piensa en qué pasará, si habrá segunda parte, sobre sus gestos o sus decisiones. Obviamente da por hecho que la verá en su idioma, en nuestro caso, en castellano.
El doblaje proporciona naturalidad a las películas en los distintos idiomas, adaptando la longitud de las frases y haciendo coincidir determinados fonemas vocálicos y consonánticos. Hay que señalar que es un mecanismo completamente diferente al proceso de subtitular las películas o series.
En la etapa del franquismo en España, el doblaje se convertía en una poderosa arma de censura debido a que sustituía aquellos diálogos morales que el régimen no aceptaba o no daba por buenos.

Introducción al proceso de doblaje – Parecidos razonables o no.

El libro comienza relacionando al actor de doblaje con la felicidad del espectador. Estos se enfrentan a la dificultad de adaptar sus voces al compás, en takes de cuarenta segundos (También utilizados como unidades monetarias generales que se dividen por el tiempo de doblaje.)
Una de las esencias de este trabajo es la posibilidad de encontrar diferentes personajes con una voz similar y actores de doblaje trabajando con personajes con una voz completamente divergente. Esto se consigue gracias a la versatilidad y profesionalidad de los actores de doblaje que trabajan diariamente para conseguirlo. Un ejemplo representativo puede ser Camilo García, que dobla la voz del doctor Annibal, el asesino del filme de “El silencio de los corderos” a la par del grandullón de Obélix, de los que no logramos encontrar una relación entre ellos; otro actor es Ricard Solans que dobla a Chucky (el famoso muñeco diabólico) y al conocido Forrest Gump.
Los ejemplos anteriores tienen relación con el título del libro “¿Sabías que Brad Pitt y Epi son la misma persona y su padre es Superman?”. El cual, además, nos da una pista de la temática del primer capítulo, “Parecidos razonables… o no.”
¿Qué sentido tiene este título? La respuesta es sencilla, los personajes Brad Pitt y Epi tienen asignado el mismo actor de doblaje, Daniel García, y coincide que su padre, Manolo García, es el encargado de doblar la voz a Superman.
Ninguno de nosotros podríamos distinguir a oscuras la voz española de Brad Pitt entre el muñeco de Barrio Sésamo. Pero, sin duda, muchos de nosotros, por no decir todos, no nos habíamos ni percatado de este suceso. Si lográramos fijarnos nos daríamos cuenta que Daniel García tiene la misma esencia en cada uno de los personajes a los que dobla y que su voz es idéntica.
Estos actores de doblaje se encargan de doblar a varios personajes, incluso sujetos tan dispares que no seriamos capaces de relacionarlos entre sí. Es el caso de Rosa Guiñón con su trabajo en Mery Poppins y su papel en “El diablo viste de Prada” cuarenta años más tarde.
Además de trabajar con varios papeles en el mundo de doblaje, no se limitan a grabar series o películas. Podemos encontrar una voz de un conocido actor de doble en un simple anuncio con el fin de acercarse al público. Los espectadores reconocen la voz sin ubicarla ni relacionarla con ningún personaje. Es decir, escuchan una voz conocida lo que ayuda al marketing vinculado con el producto o la empresa.
Actores que doblan a personajes como Nicole Kidman protagonizan anuncios sobre los problemas de la cal para acercarse más a la población. Está claro que se necesita caché para llegar al mundillo de la publicidad, considerado una prostitución de lujo debido a la facilidad de ganar dinero en apenas unos segundos de doblaje en vez de estar grabando largos takes en una película o una serie.

Parte de sus vidas

Su trabajo como actor de doblaje forman parte de sus vidas, es decir, el actor de doblaje crece a la par que el artista al que dobla. Cuando el protagonista de Superman cae desde su caballo y queda tetrapléjico abandona su trabajo como actor, a la par que Manolo García se queda sin uno de sus personajes estrella en su lista.
El libro nos enseña esta gran paradoja. Un actor de doblaje se queda sin el papel del actor que ha doblado tanto tiempo y que le conoce tan bien, mientras que el actor no sabe ni su nombre, ni guarda ninguna relación con él y que además no depende de él como ocurre de manera viceversa.
Al contrario que una simple actriz de una serie de televisión crece como artista y el actor de doblaje le sigue en su salto a la fama llegando a doblar grandes películas o series tan conocidas como CSI. Siempre la suerte juega con el destino de estos trabajadores. Un ejemplo de suerte puede ser la de Salvador Vidal que dobla a un poquer de guapos: George Clooney, Richard Gere, Mel Gibson o John Travolta entre otros, completando su curriculum con grandes estrellas del cine a la vez que hombres tan buscados.
Como ya hemos dicho anteriormente, la suerte juega con los dobladores. Se ve reflejado en la comparación entre actores y dobladores. Los primeros, los actores, cuentan con meses de preparación en sus escenas mientras que los actores de doblaje tienen que realizar su trabajo en apenas unas semanas, enfrentándose a problemas tan comunes como el acento. Desde este punto de vista podríamos decir que la suerte no está de su parte.

Acentos… y otros problemas

Muchos encuentran una gran dificultad en marcar acentos como el andaluz o el gallego y cuentan con profesionales que simultáneamente les ayudan y les corrigen para mejorar su pronunciación. Tras este problema, ¿Por qué no se plantea la idea de doblar las voces con un acento real? Es decir, que un actor sevillano doble el personaje andaluz o que un asturiano de Oviedo se encargue de un personaje que habla el bable asturiano, o que un francés marque el perfecto acento parisino. Sin embargo, esto no suele ocurrir ya que nos resulta extraño y exagerado escuchar un acento real y lo notamos muy forzado en la serie o película.
Siguiendo con la lista de los problemas encontramos el tema musical. En muchas ocasiones tienen que doblar a su idioma una canción sin ser cantantes profesionales o sin ni siquiera saber entonar. Es el caso de Daniel García y su doblaje en el musical “Moulin Rouge”. Hay que señalar que las traducciones de las canciones son totalmente diferentes ya que tienen que encajar sin perder la musicalidad y el ritmo, además de mantener el mismo sentido de la canción.
Fingir estar borracho sin beber ni una copa es otro obstáculo a los que los actores tienen que superar. Tienen que encajar bien la voz en el tiempo justo articulando mal las palabras pero logrando que el mensaje sea entendible para el espectador que está viendo la película versionada
A esta lista de problema se añade las prisas que hacen que la calidad se vea afectada. Anteriormente, se trabajaba con un material fotográfico y los actores de doblaje tenían largas horas de ensayo para memorizar todos los diálogos y conseguir que los movimientos labiales encajaran con los movimientos originales del actor. Películas como “Lo que el viento se llevó” cargaban a la espalda un trabajo de doblaje impresionante que se alargaba en meses. Está técnica es sustituida muchas veces por “el doblaje por ritmos”, donde el actor de doblaje lee sobre un atril y ha memorizado simplemente las pausas y el ritmo del dialogo. Esta técnica agiliza mucho el proceso pero son muchos los que piensan que se resta calidad artística al doblaje.
Solo hay que comparar el trabajo de doblaje rápido en la filme “Ghost” con la película “El código Da Vinci” donde el director permitió que los actores de doblaje se tomaran meses para realizar su trabajo “despacito y con buena letra”.
Además de las prisas siempre hay que tener en cuenta que puede haber posibles cambios de texto, los que obligan a realizar otra vez el doblaje. O simplemente, a consecuencia del éxito, sea necesario doblar escenas inéditas, minutos adicionales o entrevistas de los personajes principales, como en la obra cinematográfica de “Terminator 2”.
El doblaje tiene muchos enemigos y detractores que opinan que este proceso de sustituir voces hace que pierda la autenticidad de la película. Y más en los casos de doblaje de mala calidad donde los espectadores se pierden en los movimientos labiales.
El método anticopia de la película no ayuda ni facilita el trabajo de los actores de doblaje, los que solo ven una boca moverse con un fondo negro. Los directores de la película no se dan cuenta de la importancia que tiene la mirada, el gesto o la mueca del actor para realizar un buen trabajo, pero los dobladores tienen que ajustarse a lo dictado por el director.
Todas estas circunstancias anteriormente mencionadas marcan el camino del actor de doblaje.

Cambios de voces – De la fama al atril

Como se ha comentado, muchos actores de doblaje se sumergen en el mundo de la publicidad pero también hay que destacar otro suceso. Personajes famosos con una voz conocida y un trabajo diferente al de actor de doblaje, como la del presentador de noticias y periodista Pedro Piqueras, llegan también al mundo del doblaje, sin embargo, debido a su poca experiencia no consiguen la misma calidad que un actor de doblaje. Los espectadores se sienten más cercanos a la película debido a que reconocen la voz de los personajes.
Otros ejemplos pueden ser Fernando Alonso, el piloto de fórmula 1 o el DJ Juan Magán.

Frases que hicieron historia y otros momentos célebres del doblaje

“Mi mamá dice que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar” Forrest Gump
“Sayora, baby” Terminator
“Siempre nos quedará París” Casa blanca
O el famoso “Abooooogaaado???” de Robert de Niro llenan de orgullo y también de responsabilidad a los actores de doblaje.
Son frases que hacen historia y que son repetidas e incluidas en nuestra forma de hablar de muchos de nosotros y son imitadas en muchos casos. Quién no ha escuchado “Mi tesoro” con una voz ronca y profunda o un “No siento las piernas” de Rambo en cualquier situación.
Los actores de doblaje no se dan cuenta de que la frase de apenas unos pocos segundos que dicen frente a un micrófono va a tener tanta repercusión.

Se necesita un niño

Los autores del libro nos explican qué ocurre en los doblajes en los que participan niños como en la filme “Solo en casa”. Se necesitaba una voz infantil que manejara el trabajo de doblaje y así la encontraron. Sin embargo, en la segunda parte de la película la voz del joven había cambiado y tuvo que ser modificada con ayuda de las nuevas técnicas que proporciona el doblaje. Es difícil encontrar a un niño, teniendo en cuenta que además, en el periodo de pubertad los jóvenes tienen un cambio de voz. Los mismos actores de doblaje no desean que sus hijos se dediquen a esta profesión tan pronto y opinan que a esa edad solo hay que estudiar y jugar.

Los oscars y otros reconocimientos

Los actores de doblaje además de ser galardonados con oscars u otros premios no son reconocidos públicamente, Muchos ni siquiera reconocen su voz y los que reconocen su voz no la ubican y le confunden con actores haciendo preguntas como: ¿De qué me suena tu cara?, ¿Has salido alguna vez en la televisión?...
Los actores de doblaje claramente prefieren jugar con la profesión y dar entrevistas por radio o participar en artículos de los periódicos.
Una de las causas es porque no quieren decepcionar los espectadores que relacionan la voz del doblador con el actor al que doblan, con un Richard Gere o algún otro guaperas.
Al revés que otros personajes aprovechan su reconocimiento para pasar a escena, como Kennedy que ha participado en algunas escenas, lo que otorga a la filme de un caché mucho más alto.

La vida siempre es una serie de televisión

Antes, las películas absorbían toda la audiencia, sin embargo, ahora las series se llevan la palma y no pueden competir con una serie como “Perdidos”, una de las series más revolucionarias. A partir de esta, la televisión se llenó de series como “me llamo Earl”, “Equipo A”, “Príncipe de bel air” destacando “The Simpson” donde trabajan más de cien profesionales creando cada año capítulos nuevos.
Esto es debido al enganche que producen las series y su duración de apenas de una hora aproximadamente. Mucho más fácil de seguir que una película que dura hasta altas horas de la madrugada.
En relación al doblaje, actores como Luis Porcar doblan semanalmente a su personaje Dr House, en este caso al español. Luis realiza un trabajo espectacular siendo un poco más ácido, descarado y morboso sin alterar el concepto de la serie.

Conclusión

El libro abre a los estudiantes y amantes de la traducción e interpretación una nueva puerta en lo que a salidas profesionales se refiere. Trabajar como actores de doblaje para sustituir los subtítulos que muchas veces se hacen cansados y que también, para algunas personas no son válidos debido a su ceguera o sus condiciones visuales condicionadas por la edad, tanto en niños pequeños que no consiguen comprender la lectura o no siguen los subtítulos con rapidez o personas mayores con dificultades.
Con un lenguaje sencillo y conciso nos acerca a esta profesión y nos da una idea de en qué consiste la traducción, de sus dificultades y aportaciones en el ámbito audiovisual