APUNTES DE HISTORIA DE LA TRADUCCIÓN PORTUGUESA
apuntes.jpg

Autor: Carlos Castilho PaisEditorial: Diputación Provincial de Soria, Monográficos de la Revista Hermeneus, Col. Vertere nº7Año: 2005Páginas: 175 pp.
Por Paula Carazo Sanz


Resumen

Esta obra trata de la historia de la traducción portuguesa. Se divide en dos bloques en los que se puede encontrar dos focos principales de interés: la historia de la traducción de la época de los descubrimientos y la expansión portuguesa (parte I) y la historia de la traducción en la época del escritor y traductor Antonio Feliciano de Castilho (parte II).
La obra está compuesta en dos partes con especial atención a los siglos XV, XVI y XIX.
En esta primera parte se destaca la traducción oral que estaba presente en la época con la conquista de nuevos territorios; se consideraba incluso más importante que la traducción escrita. En esta parte, el autor aprovecha para destacar la labor primordial que desempeñaban los intérpretes, facilitando las comunicaciones entre portugueses e inmigrantes, y las relaciones comerciales con los países extranjeros. Es aquí donde el autor nos muestra la gran importancia de los intérpretes. Nos cuenta quienes eran, como se formaban, cómo eran contratados, cuál era su lengua y dónde ejercían su labor de interpretación.
En el primer caso, se percibe el intento de introducir la traducción de lo cotidiano en el conjunto de temas que generalmente estudian los investigadores de Historia de la Traducción. La incursión en la traducción oral durante el siglo XV y principios del siglo XVI que se presenta en esta obra no es más que una introducción; sobre todo si se tiene en cuenta lo que aún queda por hacer y todo lo que este tipo de trabajos puede revelar sobre una época tan rica de la historia. En el segundo caso, nos centramos en la traducción literaria en lo referido a la novela, la poesía y el teatro.
La segunda parte de la obra, escrita en portugués, comienza con un apartado dedicado a dos intérpretes muy conocidos de la época: Gaspar Da Gama y su hijo Baltasar y está basada en la historia de la traducción en el siglo XIX. Está más orientada al ámbito de la literatura bajo la traducción de Antonio Feliciano de Castilho.
El autor de la obra destaca las traducciones de Antonio Feliciano de Castilho por su innovación literaria y su ímpetu por nacionalizar las obras literarias que traducía adecuándolas a su lengua y a las costumbres de su país para conseguir, de este modo, acercarse a sus paisanos.
El profesor Castilho se plantea entonces una cuestión como consecuencia de la multitud de críticas que recibió: ¿Se debe ser fiel a la obra original o debe ajustarla el traductor a la lengua y cultura de llegada? Es decir; ¿Se puede traducir una obra literaria sin perder su sentido? A lo que el autor responde que la traducción de cualquier obra debe mantener el estilo del traductor siendo fiel al sentido de la obra original.

Conclusión

La obra constituye una interesante aportación para la historia de la traducción portuguesa. Es de rápida y fácil lectura por su estructura ordenada en capítulos y subcapítulos. También destaca por su riqueza lingüística y los fragmentos literarios que aparecen acompañados con sus traducciones correspondientes, lo que permite hacer comparaciones al lector.