Traducción, lenguas, literaturas. Sociedad del conocimiento. Enfoques desde y hacia la cultura.


Dibujo16.jpg

Autora: Sonia Bravo Utrera
Editorial: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
Año: 2004
España
Idiomas: Español, inglés y francés
Nº de páginas: 259
ISBN: 84-89728-43-7

Por Diego Montero Blanco


Introducción

Este volumen recoge artículos de profesores e investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) acerca del papel de la traducción, las lenguas y las literaturas foráneas en el desarrollo y la remodelación de los sistemas culturales en épocas recientes, así como propuestas para la enseñanza de la traducción y lenguas extranjeras.

Resumen

CRUCE DE CAMINOS

Por Sonia Bravo Utrera
Este trabajo de carácter introductorio subraya la importancia de las relaciones entre traducción, lenguas y culturas en el marco de los avances tecnológicos en la sociedad de hoy en día, un ambiente al que llamamos Sociedad de Conocimiento. El fenómeno de la mundialización requiere la adquisición de conocimientos más profesionales, algo que depende de los docentes y las habilidades de las nuevas generaciones. Estos especialistas deben renovarse a medida que el tiempo pase en un continuo proceso de remodelación. Se apoya en las aportaciones de destacados teóricos en el tema y analiza las ideas expuestas por los investigadores universitarios agrupados en esta obra. Todos ellos comparten la idea de la interdisciplinariedad y hacen patente la necesidad de unos vínculos entre académicos. La labor de un traductor y un lingüista es esencial en innumerables situaciones. En esta obra vemos un paradigma de la traducción: la tensión dialéctica entre uso y norma, renovación y tradición, que se hace explícita o sugerente en muchos de los trabajos aquí incluidos. Desde un punto de vista estructural se distinguen cuatro bloques temáticos: terminología y traducción; lenguas y culturas; didáctica de la traducción especializada y traducción, identidad y cultura. Sin embargo existen aspectos comunes en dichos bloques, lo que señala una vez más la relación entre traducción, lenguas y culturas.

PROPUESTA METODOLÓGICA PARA LA DIDÁCTICA DE LA LOCALIZACIÓN DE SITIOS WEB

Por Alicia Bolaños Medina
Se analizan las características propias del perfil del localizador profesional de sitios web, como paso previo a la delimitación de los elementos de la competencia traductora específicos de esta rama de la traducción especializada. Internet se ha convertido en una importante fuente de ingresos para el traductor ya que permiten abaratar los costes de comunicación entre el cliente y el traductor y, por tanto, las barreras geográficas se eliminan. En una frase, es necesario adaptarse a la globalización. Las empresas de localización tenderán cada vez más a diversificar su actividad. Esto repercute en la necesidad del traductor de contar con unas herramientas que faciliten la necesaria interacción remota. La visión de un traductor con título de licenciatura es esencial para Arevalillo (2000), si bien se requiere experiencia (que empieza a despegar a los tres años de dejar la universidad). Sin duda un traductor de la red debe poseer una competencia textual y comunicativa excelente, la adquisición de una competencia cultural y el desarrollo del uso de las aplicaciones informáticas para tratar los textos. A partir de dicho análisis de necesidades, se presenta un modelo didáctico que debería favorecer el desarrollo de dichas subcompetencias en los estudiantes y que incorpora la simulación lúdica con fines didácticos de todas las fases de un encargo real. En este modelo la traducción se considera una actividad compartida vinculada a un contexto profesional que en la actualidad encuentra ya su principal aliado en Internet. Hay nuevos elementos (si bien recoge todos los aspectos del general) en el modelo teórico de subcompetencias traductoras tales como: competencia comunicativa y cultural (destrezas de comprensión en la lengua original y re-expresión en la lengua meta en sus respectivos contextos culturales), competencia técnica cultural (conocimientos mínimos sobre informática), competencia de transferencia (habilidad de comprensión del texto original y re-expresión de su contenido semántico), competencia social (dos subcompetencias , la grupal y la organizativa)basadas en las relaciones interpersonales, competencia psicofisiológica (actitud positiva, utilización de recursos tales psicomotores, cognitivos…etc.), competencia técnica instrumental (conocer las características de las herramientas, dominar los procesos de trabajo, automatizar el método de trabajo), competencia estratégica (toma de decisiones encaminadas a la resolución de problemas), competencia de análisis global del proceso traductor y la competencia de inmersión en el “tercer entorno”. Esta metodología se fundamenta en el modelo de actuación pedagógica para el análisis e interpretación del TO y la producción del TM de Bravo. Las diferentes fases del método de Bravo son las siguientes: Análisis del encargo descrito en la solicitud de presupuesto y prueba de traducción recibidas del cliente, análisis de los factores situacionales de la prueba de traducción, extensión del análisis al texto original completo, elaboración del presupuesto de traducción (se especifica el criterio de tarifación autorizado), identificación de la cadena temática de la prueba de traducción (coherencia), identificación de la cadena semántico-lógica de la prueba de traducción (cohesión), búsqueda de la documentación en la LO y LM necesaria para la traducción, estudio comparativo-contrastivo del TO y el texto paralelo seleccionado en la LM, trabajo con las unidades de traducción del TO a partir de su relación con las ideas fundamentales y la cadena semántico-lógica, identificación de las dificultades de traducción, revisión lingüística de la prueba, revisión funcional, reparto de tareas y redacción de la factura (criterio de tarifación).

LA TRADUCCIÓN TRANSATLÁNTICA: UN MARE MAGNUM CULTURAL

Por Richard Clouet
En una sociedad como la del siglo XXI, ninguna traducción podrá ser mediadora entre dos culturas distintas si no tiene en cuenta las expectativas de su destinatario, las ideas y los hábitos de la sociedad receptora. La cultura se define como todo aquello que dimana del grupo social al que pertenecemos. Se considera entonces que la lengua es el vehículo de cada cultura. Este artículo analiza los cambios que pueden ocurrir cuando una obra literaria británica u otra obra ya traducida al ingles británico se publica en Estados Unidos, por ello los traductores tienen que tener clara la diferencia entre distancia cultural y distancia lingüística. Los editores americanos suelen preferir títulos mucho más explícitos y sin ambigüedad alguna (vemos el ejemplo de las obras de Agatha Christie). Los mismos autores no son siempre conscientes de dichas adaptaciones e incluso pueden rechazar esta visión parcial de la cultura británica. También se reflexiona sobre la capacidad de liberalidad e imparcialidad de los mismos lectores americanos. Se estudia este mare magnum cultural con la ayuda de unos ejemplos sacados de las traducciones del famoso cómic Asterix (la cultura europea en la que están enmarcadas las aventuras del personaje resultan poco familiares para los lectores americanos) y de las adaptaciones americanas de las obras de autores como Agatha Christie y George Orwell (Animal farm). Quizá sea ésta una de las tareas más interesantes en la educación de la Sociedad del Conocimiento del siglo XXI: fomentar la educación para la diversidad y posibilitar la traducción y la competencia intercultural.

LENGUAJE JURÍDICO Y TRADUCCIÓN: HACIA UNA PROPUESTA DIDÁCTICA

Por María del Carmen Falzoi Alcántara
La traducción jurídica presenta unas peculiaridades que la diferencian de los otros tipos de traducción especializada. En la traducción jurídica el acto de comunicación opera en dos niveles, el lingüístico y el jurídico, siendo este último el que debe primar sobre el otro. El emisor es un ente abstracto, el canal suele ser el texto escrito, el receptor es universal y heterogéneo, la intención es comunicativa y normativa y la función es informativa. En cuanto a los factores externos, el texto jurídico utiliza un léxico preferentemente denotativo y culto, además de un uso de determinadas formas y modos verbales para expresar el mandato, la obligación y la posibilidad. Podemos decir que el lenguaje jurídico busca la precisión y la claridad. Predomina el uso de sustantivos y adjetivos, hay un uso exagerado de las formas no personales del verbo y constantes oraciones pasivas. Diferenciamos también entre textos legales, administrativos y judiciales. La elaboración de una propuesta didáctica debe tomar en consideración las especificidades del lenguaje jurídico, el campo temático y la gran variedad de géneros textuales existentes al objeto de facilitar a los traductores las herramientas adecuadas que les permitan abordar su labor traductora de forma profesional, seria y responsable. Podemos dividir los objetivos didácticos en tres grandes bloques:
-Aspectos profesionales de la traducción jurídica. (Incluye la toma de responsabilidad legal que se asume cuando acepta el encargo).
-Adquisición de los conocimientos temáticos, morfosintácticos y textuales. Aquí se incluyen los conocimientos temáticos (conceptos, investigación personal y búsqueda documentaria), los conocimientos del lenguaje y del estilo jurídico (familiarizarse con el lenguaje jurídico, la terminología y la fraseología) y los conocimientos de los sistemas organizativos (es difícil encontrar sistemas organizativos similares en dos países distintos).
-Elaboración de traducciones exactas y adecuadas. (Aplicar los conocimientos adquiridos).
El acercamiento didáctico propuesto en función de estos objetivos requiere una organización determinada de las tareas. En primer lugar se hará una selección de textos en función de la realidad laboral existente en el mercado. Después es necesario entender el tema tratado y familiarizarse con el lenguaje y la terminología propia del tipo de texto que se trate. Considerando que una de las características específicas del lenguaje jurídico-administrativo es la precisión, el traductor deberá recopilar todos los términos técnicos del texto original para luego buscar sus significados y traducciones correspondientes a los diferentes contextos. Por último, la traducción especializada requiere una labor minuciosa de documentación que le permita informarse y adquirir conocimientos básicos sobre el tema que trata y sobre las formas lingüísticas y estilísticas que rigen estos textos. Es importante que el alumno adquiera la práctica de leer, entender y analizar el texto antes de empezar a traducirlo. Una vez comprendido, el traductor pasará al análisis de la estructura textual, su coherencia y su cohesión. Tras el análisis se realizará una primera traducción oral, no olvidando que se debe intentar hablar como lo hace el autor del original. En conclusión, la traducción jurídica implica responsabilidad y hay que ser leal, preciso y claro.

DIDÁCTICA DE LA TRADUCCIÓN DE LAS REFERENCIAS CULTURALES DE DREAMING IN CUBAN DE CRISTINA GARCÍA

Por Leticia María Fidalgo González
Este artículo tiene por objetivo hacer una propuesta didáctica de traducción literaria con fragmentos de la novela Dreaming in Cuban de Cristina García y a partir del modelo didáctico formulado por Bravo (2002). Primero, sin embargo, se hará necesario asentar las bases teóricas de la práctica final. Todos los estadios (teoría, didáctica y práctica) girarán en torno a un eje principal: el conocimiento de las culturas implicadas (CO y CM), puesto que los traductores desempeñarán siempre el papel de “hacedores” de cultura. El modelo didáctico para el análisis e interpretación del texto original y la producción del texto meta se basaría en la traducción de las referencias culturales, y sería el siguiente: lectura en silencio, lectura en voz alta, estilo funcional del TO, identificación de la cadena temática del TO así como de la semántico lógica, resumen en la lengua original y en la lengua meta, comprobación de la presencia de ideas fundamentales del TO en los resúmenes y búsqueda de documentación en la LO y en la LM. Tras esto, realizaríamos un estudio comparativo-contrastivo del TO y el texto paralelo seleccionado en la LM, una definición del encargo de traducción y un trabajo con las unidades de traducción del TO a partir de su relación con las ideas fundamentales y la cadena semántico-lógica (uso de diccionarios generales y especializados). Por último, la identificación de las dificultades de traducción de las unidades del TO, una traducción a la vista (ajustes y precisiones) y finalmente la traducción escrita. Debemos convertir al traductor en un lector profesional, artesano y escritor que concentra su mayor atención en las referencias culturales, pues la traducción no es más que un acto de comunicación intercultural.

SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO: TRADUCCIÓN E IDENTIDAD CULTURAL

Por Rosa Delia González Santana
En la era de la Sociedad del Conocimiento, los organismos competentes se proponen como una de sus principales metas la preparación de futuros diplomados de mentes abiertas, que permitan la comunicación intercultural entre los pueblos. Un ejemplo de ello es la formación de los futuros licenciados en Traducción e Interpretación. Sin embargo, estos bellos propósitos se ven traicionados por anquilosadas estructuras de pensamiento e intereses comerciales, que se reflejan frecuentemente en el mercado editorial, en el cual el traductor ejerce más su labor “al servicio de” que su importante papel como “mediador/descubridor” de otras culturas. El ejercicio de la traducción es bastante complicado y comprometido desde el punto de vista de la práctica profesional. El traductor trabaja a menudo con identidades culturales relacionadas directamente con un país, lo cual, de entrada, ayuda a delimitar el campo físico-geográfico, histórico y político que va a estudiar. Estudiar y conocer la idiosincrasia del autor del texto original debe ser la base del trabajo del traductor literario frente a creaciones artísticas de esta índole. Se trata de defender la traducción novedosa que pretende abrir las puertas del mercado a obras y autores desconocidos. En definitiva, la labor del traductor consiste en ser capaz de lograr un efecto similar al producido por el texto original en el lector de la LO en el lector de la traducción. Por lo tanto, el traductor literario, pionero en la traducción de las literaturas minoritarias, como transmisor de cultura, es capitán y ejército frente a los anquilosamientos sociales. Lo que posibilitaría la expansión de la Sociedad del conocimiento está en manos de los traductores que se atreven a mediar entre mundos divergentes, así como en las de los políticos, capaces de plasmar los cambios por escrito y velar por su ejecución.

LA IDEOLOGÍA EN EL DISCURSO DE LOS PROFESIONALES DEL DERECHO: REFLEXIONES EN TORNO A LA FORMACIÓN DEL TRADUCTOR

Por Víctor M. González Ruiz
Partiendo del deseo de formar al futuro traductor como un analista lingüística crítico y consciente de las limitaciones ideológicas que le impone su propio uso del lenguaje, este ensayo cuestiona la “impregnación” elitista de gran parte de los discursos emitidos por los profesionales del derecho y propone un ejercicio democratizador de clarificación lingüística a cargo de los traductores. La producción lingüística de los profesionales de lo jurídico impide, por su oscuridad, la difusión llana del derecho y de sus circunstancias entre los miembros de una comunidad y, consecuentemente, obliga a estos últimos a precisar de los primeros en todo lo relacionado con este conjunto de principios y normas reguladoras de la convivencia. En España, los intentos por simplificar el discurso de los técnicos de lo jurídicos son infinitamente modestos y, en muchos casos, se limitan a la expresión de buenas intenciones. Lejos de la abundancia de publicaciones de los países anglosajones por parte de diversos estamentos, los administradores del derecho españoles apenas ven resistencia a su empleo oscuro de lenguaje. Para una adecuación en la educación del traductor debemos abordar esta ruptura con la tradición como uno de los pasos imprescindibles. La cédula de citación es aquel mensaje escrito que el tribunal envía a un ciudadano para notificarle, en primer lugar, que debe comparecer ante él y, en segundo lugar, cuándo, dónde y por qué motivo debe hacerlo. Es, en definitiva, la comunicación entre los profesionales y los ciudadanos. Si miramos un ejemplo, apreciaremos que su redactor ha primado rasgos como la solemnidad y el distanciamiento con respecto al lector en detrimento de la claridad y la concisión en la expresión lingüística (larga oración, tendencia a la nominalización, términos inusuales y alejados del español llano…). De este modo, la ausencia de claridad en el discurso supone, por un lado, el reflejo de una situación de desigualdad entre los gestores del derecho y sus gestionados; y, por el otro lado, contribuye a la consolidación de esa misma situación. Los traductores especializados en lo jurídico han de formarse como técnicos lingüísticos críticos y conscientes de las limitaciones que les impone su propio uso del lenguaje, y en consecuencia, como intermediarios lingüísticos, deben facilitar vías de comunicación buscando alternativas a la simple reproducción de modelos tradicionales y oscuros en la lengua meta. Por ello, conocer las expresiones lingüísticas actuales de los que gestionan el derecho nos obliga, como especialistas y miembros de una sociedad democrática, a adoptar una actitud crítica y a pretender la clarificación de ese lenguaje.

LA IMPORTANCIA DE LA LENGUA C EN LA FACULTAD DE TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN: UN CONCEPTO DE APRENDIZAJE DE LA LENMGUA CON UN FIN ESPECÍFICO

Por María del Carmen Martín Santana
La enseñanza de la Lengua C puede parecer, a priori, una tarea sencilla, pero la enseñanza de la misma ha demostrado lo contrario. El propósito de esta segunda lengua es adquirir un nivel de competencia más pasivo que el de la primera lengua extranjera que se escoge, ya que el inglés –en este caso- será solo una herramienta secundaria para los futuros traductores. El objetivo de este trabajo es demostrar que, con la aplicación de diferentes métodos de aprendizaje y en especial con el tradicional o grammar-translation method, los estudiantes adquieren un nivel más que aceptable de competencia lingüística. En todo este proceso, no hay que obviar la importancia de la comprensión, la interpretación y, por supuesto, la traducción. Existe un modelo que consta de 14 pasos orientados a la interpretación de textos originales y a su traducción ideado por la profesora Sonia Bravo Utrera (2001: 205). Entre ellos destacan la lectura en silencio y en voz alta del texto, resumen en la lengua original o en la lengua meta, documentación en la LO y en la LM y finalmente la traducción a la vista seguida de la escrita. Este modelo ha sido valorado muy positivamente. El dominio de la lengua C no es el idóneo al no poseer el estudiante el bagaje de conocimientos que sí posee para la primera lengua y no hará el mismo uso de este segundo idioma cuando comience su carrera profesional. Lo que se espera es una comprensión oral en la que el estudiante será capaz de discriminar entonaciones y sonidos, comprender el vocabulario y las estructuras de la lengua hablada entre otros, producir frases y textos según el código oral o escrito y por último saber cómo se interpretan correctamente los símbolos lingüísticos, familiarizarse con un amplio vocabulario, comprender la secuencia de acontecimientos y hechos…etc.

ESTUDIO TERMINOLÓGICO DE LA RELACIÓN ENTRE FORMAS DE REPRESENTACIÓN DEL CONOCIMIENTO A NIVEL CONCEPTUAL EN TEXTOS DIRIGIDOS A LEGOS EN REABASTECIMIENTO EN VUELO: APLICACIÓN A LA TRADUCCIÓN

Por Ana María Monterde Rey
En este artículo se muestra un estudio que se ha efectuado en textos sobre reabastecimiento en vuelo dirigidos a legos en la materia. En concreto, el objetivo es descubrir las relaciones que existen entre las distintas formas de representación del conocimiento a nivel conceptual. Para ello, tras delimitar una pequeña muestra procedente de revistas sobre aviones, se ha aplicado un método terminológico para diseñar una base de datos en la que se recogen las representaciones de los conceptos de nuestro corpus: las ilustraciones, los términos, las explicaciones y los textos impresos sobre las ilustraciones. Las definiciones que se han dado sobre representación del concepto son vagas. Consideraremos entonces las formas no lingüísticas (aquellas en las que no interviene el lenguaje humano escrito u oral) y las formas lingüísticas (en las que sí que interviene el lenguaje). Se han obtenido 18 conceptos relacionados con el reabastecimiento en vuelo. Se opta por un método propuesto por Arntz y Picht (1995: 252-264) para delimitar estos 18 conceptos. Para ello, se construyen sistemas de conceptos y se elaboran fichas conceptuales. Se debe utilizar un diagrama de árbol para unir los conceptos que se subordinan a otros y hay que separar mediante un punto las combinaciones numéricas que acompañan a cada concepto. Se crea una ficha con cada uno de los conceptos del corpus. Para que estas fichas sean útiles en nuestra investigación, deben integrar las distintas formas de representación de los conceptos de la muestra. Las formas lingüísticas de representación de representación del conocimiento encontradas son: los términos, las explicaciones y los textos escritos sobre las ilustraciones. En cuanto a las formas no lingüísticas, solo se han hallado ilustraciones. La ficha se divide en secciones: encabezamiento (se facilitan datos para su localización y además nos ayudan a ubicar el concepto dentro de su base de datos), datos administrativos (se proporciona información para el tratamiento administrativo de la ficha, quién la ha elaborado y cuándo), datos sobre el concepto (aquí se incluyen los datos referentes a las distintas representaciones de cada concepto que se van a estudiar; es decir, los campos para la ilustración, el texto escrito sobre ella, el término, la definición y la explicación) y los datos comunes a varios bloques (el comentario y la fuente). Ahora es necesario definir la base de datos. Los campos se dividen en tres categorías: campos atributo (campos cuya información se puede repetir en cada ficha), campos texto (aquellos campos no índice en los que la información introducida es distinta para cada ficha) y campos índice (aquellos por los que queremos ordenar una base de datos). Hemos establecido relaciones entre las formas lingüísticas y no lingüísticas de representación de los 18 conceptos aislados. Podemos decir también que se da una relación entre término e ilustración, explicación e ilustración y entre texto impreso en la ilustración e ilustración. A la vista de los resultados, podemos decir que apenas existe relación entre las formas lingüísticas y no lingüísticas de representación del conocimiento a nivel conceptual en textos dirigidos a legos en reabastecimiento en vuelo. Gracias a los resultados de esta investigación se pretende ayudar a comprender mejor la comunicación técnica en niveles de baja especialización y contribuir también, de esta forma, a la traducción de este tipo de textos.

TRADUCCIÓN, CULTURA E IDENTIDAD. APUNTES SOBRE UNA TRADUCCIÓN DE “WOMAN HOLLERING CREEK” DE SANDRA CISNEROS

Por Concha Sofía Pérez Díaz
La identidad mejicana de Sandra Cisneros, autora de varias obras célebres sobre el sector latino, se refleja en un lenguaje en constante migración del sistema de signos de una lengua a otra, de un mundo simbólico al otro, característico del ser bi-lingue y bi-cultural que habita in between ese tercer espacio mestizo de la frontera. Es en este espacio donde se negocia la conciencia y la identidad de la mestiza. La obra nos cuenta la historia de una chica que deja su casa en México para vivir al otro lado de la frontera con su esposo sin saber que se enfrentaría con la penuria, la vulgaridad y la violencia del desconocido con el que se ha casado. Tiene relevancia el papel de las diosas aztecas, que se asocian con personajes del relato. Se observa en la traducción que Cisneros utiliza el inglés formal, mezclado con expresiones españolas, lo que significa en un gran esfuerzo para el traductor. También nos planteamos la cuestión de si un traductor de habla española de este lado del atlántico, por muy familiarizado que esté con la cultura y el habla mexicana o chicana, puede llevar a cabo la traducción literaria de obras como la de Sandra Cisneros. Sólo las chicanas, dice Cisneros, pueden captar el susurro de todos los sub-textos y las sutilezas de un discurso que requiere un constante proceso de traducción. Su escritura no hace concesiones al lector monolingüe, aunque Cisneros no olvida que su misión es abrir puertas a aquellos para quienes las comunidades chicana y latina son invisibles.

A PROPÓSITO DE LÉXICO Y CULTURA

Por María Josefa Reyes Díaz
El sistema léxico de toda lengua posee una parcela que contiene un gran número de préstamos, más o menos asimilados, que denota trasvases de conocimientos. En este artículo se analizan algunas voces que, procedentes de la antigua y moderna civilización de la India, se han ido posando, una vez asimiladas las realidades que designan, en nuestra cultura. También se examinan préstamos de la cultura china así como algunos factores de la cultura japonesa. El sistema de transmisión de elementos culturales por medio de préstamos lingüísticos es tan antiguo y universal como la existencia de las lenguas y el mestizaje de los hombres. Ciertos aspectos de la cultura originaria de la India han ido colándose en Occidente poco a poco sin que apenas se haya notado su presencia. Han ido mezclándose con la cultura adoptiva e introduciendo cambios más o menos significativos en algunas concepciones, sobre todo en lo que respecta a la salud (homa, Sutra, tantra, karma, gurú, etc.) en parte debido a la colonización inglesa, que ayudo a su universalización. Todo el conjunto de palabras procedentes de China (como tai chi, tao, yin y yang, relacionadas con el espiritismo, la salud...etc.), repercute en el vocabulario que desde esos confines viajan a otros pagos. A su vez, la muestra de japonesismos que ronda por los vocabularios de textos contemporáneos está vinculada a la salud, a las actividades deportivas y a la alimentación especialmente (judo, kárate, kung-fu, geisha, reiki). Se infiere que los orientalismos se han incorporado, sobre todo, en los campos léxicos que siguen: alimentación, deporte, medicina y diseño. El conocimiento diacrónico y sincrónico de los caminos que entrelazan léxico y cultura enriquece la formación de traductores y lingüistas.

CONVERTIR A LOS ALUMNOS DE TRADUCCIÓN CIENTÍFICA-TÉCNICA (A/B) EN SERES AUTÓNOMOS: UN RETO PARA EL PROFESORADO

Por David Shea
En el proceso del aprendizaje de la traducción, el profesor sirve de guía y no como fuente de entendimiento. Cada traducción, presentada en transparencias por los estudiantes y expuesta en clase, supone una oportunidad para que los alumnos se den cuenta de sus propias destrezas y sus limitaciones. El proceso se caracteriza por mucha discusión y un sistema de evaluación que refleja los méritos de los participantes. Existen cuatro pasos traductológicos en este proceso: el trabajo de los alumnos a nivel individual antes de clase, el trabajo en pares o grupos reducidos sin intervención del profesor, el trabajo en pares o grupos reducidos con intervención del profesor si es necesario y presentar las traducciones de los alumnos en transparencias a la clase para discutirla y efectuar los cambios oportunos. Se intenta abarcar la actualidad con los temas: drogas, Alzheimer, consecuencias del envejecimiento…etc. La intención es que los alumnos tengan contacto directo con traducciones reales y no necesariamente con textos inventados. Así mismo, se distinguen tres tipos de evaluación que están en relación con las actividades que se realizan: al inicio del proceso (evaluación diagnóstico o evaluación inicial), durante el proceso (evaluación formativa) y al final del proceso (evaluación analítica). En definitiva, debemos saber llevar a cabo nuestra tarea traductológica tanto de manera independiente como en equipo.

UN MODELO DIDÁCTICO PARA LA TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS MERCANTILES INGLÉS-ESPAÑOL

Por Karina Socorro Trujillo
Se propone un modelo didáctico para la traducción de documentos mercantiles empleados en el comercio internacional del inglés al español. Se trata de un modelo que pretende desarrollar la competencia traductora para estos tipos textuales y que se constituye de una serie de pasos pedagógicos a seguir en la labor docente con el alumnado. Si bien en el modelo se contemplan las tres fases del proceso de traducción de análisis, traducción y revisión, este se enfoca fundamentalmente a la fase de análisis como la concibe Nord (1991). El modelo que se propone sigue unas fases: fase de análisis (lectura, género, función, campo de especialidad, encargo, intertextualidad, fuentes de documentación, estudio textual y estudio textual comparado), fase de traducción y por último la fase de revisión. Dicho modelo es flexible y requiere de una interacción alumno-profesor.


Conclusión

La principal característica de estos estudios es la novedad de sus planteamientos, relacionados con la Sociedad del Conocimiento y su influencia. Se trata de trabajos que han sido llevados a cabo con gran esfuerzo y que han resultado de manera favorable para el traductor en todos sus ámbitos, tanto en su preparación para el oficio de la traducción como para su ejercicio.