La prueba de lo ajeno. Cultura y traducción en la Alemania romántica

Dibujo8.JPG

Autor: Antoine Berman
Editorial: Editado en 1984 por la editorial francesa Gallinard y en 2003 por la Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Año de publicación:1984
Lugar de publicación: Francia
Idiomas: Francés y español
Nº de páginas: 334
ISBN: 84-96131-66-1

Por Alicia Mateos Castro

Introducción


El autor nos adelanta el tema de la obra (la influencia de una lengua extranjera sobre la propia y diversas opiniones sobre este punto) y nos presenta algunos conceptos de la traducción, tales como su historia, ética y análisis, entre otros.

Cabe destacar además el pequeño manifiesto añadido por la traductora, Rosario García López, al comienzo de la obra en el que explica sus motivos para traducir a este autor y a esta obra en concreto.

Resumen


Lutero o la traducción fundadora de la cultura
No sólo fue el fundador de la Iglesia Protestante, sino que además fue un conocido traductor al que se le atribuye el mérito de haber traducido por primera vez la Biblia al alemán. En este apartado en concreto, Berman trata de explicar sus motivaciones apoyándose en textos del autor (como su famosa Circular). También trata de mostrarnos la idea que tenía Lutero de la traducción como parte imprescindible y fundadora de una cultura, en especial de una como la alemana, aún a medio “hacer” en su época. Por eso defiende la importancia de una buena traducción que se adapte a la lengua de sus lectores.

Herder: fidelidad y ampliación
La posición de este autor del siglo XVIII es ligeramente distinta a la de Lutero, tal vez debido a que es una época posterior. La esencia de las ideas de este autor, presentadas en la obra de Berman, es la adaptación de la lengua propia a los dejes de la extranjera en las traducciones. De este modo, el estilo de dicha lengua serviría para ampliar y mejorar una lengua alemana que aún no estaba del todo formada. Hubo opositores que afirmaban que el alemán no debía perder su pureza, pero la postura de Herder era clara en este sentido.


La Bildung y su necesidad de la traducción
En este apartado se trata un tema complejo, que no es otro que el de la “cultura” alemana. Sin embargo, el concepto alemán de Bildung alude a algo más que a la mera cultura. La Bildung es imaginación,creatividad...algo grande que crece y evoluciona con el tiempo hasta alcanzar su máxima dimensión. Y para ello, necesita una traducción correcta de las obras de origen extranjero, que contribuirían al engrandecimiento de la cultura alemana. Sin embargo, no basta con una traducción cualquiera, sino que debe conservar el deje alemán. Además, también se propone la creación de una cultura propia tomando como modelo la Antigua, en concreto la griega (por ser la creadora de las formas conocidas de literatura, filosofía, etc). No obstante, termina comparando la cultura alemana con la romana, por resultar más práctica (ambas toman lo interesante de otras culturas).

Goethe: traducción y literatura mundial
Antoine Berman nos desvela que Goethe no sólo fue uno de los grandes autores del romanticismo alemán, sino también un buen traductor, aunque no alcanzara tal vez el nivel de otros más reconocidos, como Voss, por ejemplo. Esto puede estar intimamente relacionado con el hecho de que Goethe se planteaba desde siempre ser leído en lenguas extranjeras. Esta idea consiste con su idea de que la literatura mundial es el resultado de la interacción continua entre distintas literaturas, es decir, la coexistencia de todas las literaturas contemporáneas). De este modo, sostiene que sería la esencia de la modernidad y que la traducción (la cual clasifica en distintos tipos según su grado de fidelidad) es una forma de “rejuvenecer” los textos.


Revolución romántica y versabilidad infinita
Este apartado no puede citarse entre los más centrados en la traducción del libro, pese a tratar un tema realmente importante. En concreto, en este capítulo se hace una revisión de las posiciones sobre la cultura en el romanticismo, reflexionando sobre sus similutudes y diferencias. Al final se hace una diferenciación entre traducción general y concreta.


Lenguaje natural y lenguaje artístico
En este capítulo se comentan varias teorías interesantes sobre el lenguaje y sus tipos. Se divide en lenguaje común (el que suele utilizar la inmensa mayoría de la gente) y artístico (más puro, propio de obras literarias); así como la importancia del lenguaje en la comunicación. Esto se puede ver en citas como las siguientes: <<Todo lenguaje es comicación>> y <<El verdadero lenguaje debe enunciarse a partir de formas puras>>. Por supuesto, considera el lenguaje artístico como ideal, de modo que el común debe transformarse en artístico. Además, se comenta que todo es lenguaje y que el lenguaje romántico contribuye a hacer más compleja una obra.


Teoría especulativa de la traducción
La idea básica que se puede extraer de este apartado es que la traducción no es una disciplina cualquiera. La traducción es Bildung y, por tanto, debe llevarse a cabo con especial cuidado y recibir atención. Dejarla en manos de cualquiera podría implicar un empobrecimiento de la cultura.

También se tratan las distintas concepciones de la crítica de textos y sus comparaciones, además de establecer una relación entre traducción y crítica. Según algunas teorías, la traducción de textos estaría al mismo nivel que la crítica puesto. La explicación es que en ambos casos se lleva a cabo una revisión del texto que en la traducción va aún más allá, puesto que supone (como se dijo en apartados anteriores) una renovación que no está al alcance de la crítica. Pese a todo, si se comparan ambas disciplinas, la traducción sale perdiendo debido a un menor prestigio.


August Wilhem Schlegel: la determinación de traducirlo todo
Las ideas de este autor, aunque ahora puedan parecer lógicas, resultaron novedosas en su tiempo. Entre las más importantes está la de mantener el registro de los textos poéticos, aun con los posibles defectos que pueda presentar al traducirlo de su lengua original. También destacó por, como está escrito más arriba: la determinación por traducirlo todo. Dicha idea consiste, básicamente, en traducir todo el texto de la lengua original, aún cuando surjan expresiones que en la lengua de destino puedan sonar extraña y levemente forzadas. La explicación de este hecho es sencilla: Schlegel es de los que opinan que las traducciones que mantienen la estructura y expresiones de la lengua extranjera contribuyen al enriquecimiento de la lengua propia. La explicación es que hacen que la lengua explore nuevas posibilidades y límites que le permitan desarrollarse hasta alcanzar una capacidad mayor de expresión y una mayor riqueza que también se transluciría en su cultura.

Como se puede ver, la postura de Shlegel difiere de la de Lutero y de todas aquellas que abogan por una traducción lo más parecida posible a la lengua de destino. Y esto puede ser porque este autor no defiende simplemente una traducción correcta, sino también una traducción que contribuya a engrandecer la cultura de su país.


Schleiermacher y W. von Humboldt: la traducción desde una perspectiva hermeneutico-lingüística
Pese a tener ideas relativamente cercanas, estos dos autores se tratan separadamente, ya que no trabajaron juntos ni publicaron obras en común (pese a que coincidieron en un par de ocasiones).

Por un lado, tenemos a Schleiermacher que, en su obra Diferentes métodos de traducir presenta un texto metódico en el que se pueden ver los distintos tipos de traducción (comenzando por la generalizada y la restringida). También marca la diferencia entre traducción e interpretación: según él, siempre que el autor sea un mero transmisor de un contenido objetivo se produce interpretación. La traducción, por otra parte, se daría siempre que el autor se expresara a sí mismo, sus propias ideas.

También trata la problemática de “acercar” al escritor al lector (traducir adaptando la lengua original) o aproximar al lector al escritor (conservar las influencias de la lengua original en el texto). Sobre este aspecto, también hace una distinción entre traducción auténtia y traducción no auténtica. La diferencia fundamental entre estos tipos es que, mientras la auténtica conserva la influencia de la lengua extranjera, la no auténtica no lo hace. Y, como respuesta a las críticas que afirman que estas traducciones contaminarían la pureza del alemán e interrumpen su evolución normal, el autor sostiene que no, puesto que ambas cosas son mitos.

Y por otro lado está von Humboldt. Cabe destacar su traducción de Agamenón publicada en 1812 de acuerdo a una teoría que unifica pensamiento y lenguaje, así como su diferenciación entre lo extraño (que se podría asimilar a los dejes y expresiones de una lengua extranjera) y la extrañeza (errores o textos muy forzados debido a una traducción demasiado literal). Según von Humboldt, en toda traducción debe notarse lo extraño, pero no la extrañeza.


Höderlin: lo nacional y lo extranjero
Además de su labor como traductor (dominaba diversas lenguas, entre ellas el latín y el griego clásico), también es de destacar su labor como poeta. Presenta un estilo muy característico, pues aplica el valor original y antiguo de las palabras (vuelve al lenguaje natural), pero además, a eso le suma la “apropiación” de una lengua extranjera. Es decir, aplica las formas y estilos de otra lengua para mejorar el alemán y conseguir que suene más auténtico. Según él, tanto lo propio como lo ajeno en exceso resultan igual de peligrosos para una lengua, lo primero porque tiende a encerrarla en sí misma y lo segundo porque puede hacer que pierda sus matices. También hace distinción entre la mera traducción (que según él sería una confusión de lenguas) y la traducción literaria (que las rejuvenece).

Conclusión


Es una lectura interesante que permite observar cómo han ido cambiando a lo largo del tiempo las posturas sobre la traducción entre los intelectuales alemanes. Después de haber leído algunas más nacionalistas (como Lutero) y otras que tienden a la apertura (como Höderlin). Pese a todo, es curioso ver cómo cambian los cánones del oficio a lo largo del tiempo.