Translation and Conflict: A Narrative Account


baker.png

Autora: Mona Baker
Editorial: Routledge
Año de publicación: 2006
Lugar: Londres y Nueva York
Idioma: Inglés
203 páginas
ISBN: 0-415-38396-X

Por Gemma Beltran Aniento

Resumen


1. Introducción

Translation and Conflict es una obra que demuestra que los traductores y los intérpretes participan en la circulación y el mantenimiento de las narrativas que dan forma al ambiente intelectual y moral propicio a los conflictos violentos. Mediante una extensa descripción de la teoría de la narrativa y con el uso de numerosos ejemplos de conflictos antiguos y contemporáneos, Baker ofrece un modelo de análisis nuevo y coherente que centra su atención a la vez en los micro y macroaspectos de la circulación de narrativas en la traducción, de la traducción a la interpretación, y las cuestiones de poder y resistencia.

2. Relación entre conflictos y traducción

El conflicto es una parte natural de la vida diaria, que se da cuando dos o más partes intentan ganar a la otra ya sea porque tienen objetivos incompatibles, intereses competitivos entre ellos o valores diferentes. En un sentido más amplio, los conflictos tienen un sentido político, en el cual la traducción y la interpretación desempeñan un papel muy importante a favor o en contra de cualquiera de las partes. A saber:

- Una declaración de guerra es ante todo un acto lingüístico que debe traducirse para ser comprendida por la comunidad internacional y los actores concernidos

- Las acciones militares inician y se desarrollan con acciones verbales que coordinan muchos ejércitos, cosa que necesita de interpretación y traducción continuas.

- Los militares deben comunicarse con los civiles, por lo que emplean intérpretes constantemente.

En resumen, Baker describe la traducción como una legitimación de los actos de cada parte. Y más importante quizás, es que la traducción y la interpretación son esenciales para la circulación y la persistencia de las narrativas que crean el ambiente propicio moral e intelectual para un escenario de conflicto violento, incluso cuando las narrativas en cuestión no se refieran directamente a la guerra. De hecho, como ilustra la autora, algunas de estas narrativas pueden revestirse de imparciales, de teorías científicas abstractas, textos literarios, dibujos animados o formas de ocio inocentes.

Llegados a este punto, es importante describir el concepto de narrativa y por qué Mona Baker utiliza este enfoque para hablar de la relación entre la traducción y los conflictos.

3. Características de las narrativas

Las narrativas, tal y como las entiende Baker, son entes dinámicos: cambian de forma sutil o radicalmente cuando nos son expuestas. Este supuesto conlleva algunas consecuencias: en primer lugar, la teoría narrativa reconoce que el comportamiento de los seres humanos está guiado en última instancia por las historias que estos aceptan como ciertas acerca de los acontecimientos en los que de alguna manera se ven involucrados más que por razones de género, color de la piel, raza o cualquier otro atributo físico o psíquico. En segundo lugar, puesto que las narrativas son dinámicas, no pueden simplificarse en una serie estable de historias que los humanos puedan elegir. La teoría de la narrativa reconoce que en cualquier momento del tiempo podemos vernos inmiscuidos en una variedad de narrativas divergentes, entrecruzadas, a menudo vacilantes, por lo que admitimos la complejidad y la fluidez de nuestros posicionamientos en relación con el resto de participantes de la interacción.

En tercer lugar, las narrativas son dinámicas ya que están en constante cambio dependiendo de la exposición a nuevas experiencias e historias que tienen un “potencial transformador o subversivo” es decir, que por ejemplo, para eliminar el régimen nazi alemán o el apartheid sudafricano uno debe cuestionarse las historias (sinónimo de narrativa) que las sustentan que a su vez conforman narrativas o historias alternativas a la narrativa oficial.

Baker elige este enfoque narrativo para analizar la imparcialidad de los traductores y los intérpretes ya que nos permite examinar la forma en que las características de una traducción actúan en la elaboración de narrativas a través del tiempo y de los textos. Mientras que la narratología y la lingüística se concentran en un solo texto y en un momento, la teoría de la narrativa como la interpreta Baker trata la narrativa como configuraciones difusas, amorfas, de todos los géneros y modos, permitiéndonos así analizar cada texto individual y el conjunto de narrativas del que está impregnado.

Baker recurre, en general, a los modelos conceptuales de Somers y Gibson (1994) que le ayudan a definir una narrativa como un instrumento de la mente al que se recurre para construir la realidad. Baker distingue varios tipos de narrativas, a saber:

- La narrativa ontológica, como el modo en que percibimos nuestra historia personal y su lugar en el mundo.

- La narrativa pública, que sería aquella narrativa que circula entre núcleos como la familia, las clases sociales o los grupos políticos, etc.

- La narrativa conceptual, una noción creada por investigadores o disciplinas científicas que terminan imponiéndose al resto de la sociedad, como la "lucha de clases" o el "choque de civilizaciones".

- Finalmente, Baker describe las "metanarrativas" o "narrativas maestras", concepto introducido por el filósofo francés Lyotard, que podrían definirse como grandes categorías de conceptos interrelacionados que incorporan todo nuestro mundo personal o científico, por ejemplo las ideas sobre el "progreso", el "espíritu humano", la "ilustración" o la "industrialización. Baker añade a estas metanarrativas el concepto de "guerra contra el terror”, mucho más actual.

4. La creación de narrativas mediante la traducción y la interpretación

Baker explora algunas de las formas en que los traductores e intérpretes, junto con los editores y otros actores acentúan o minan las narrativas en los textos que traducen/interpretan. Porque los traductores e intérpretes se enfrentan a elecciones éticas cada vez que se les asigna una tarea: reproducir las ideologías existentes del texto de origen o separarse de ellas, si es necesario rechazando la traducción del texto o la interpretación de una conferencia, por ejemplo. (Baker 2006: 105).

Aunque algunos puedan describir la traducción como “una actividad en la que unas palabras en una lengua se trasladan a sus equivalentes en otra lengua”, la traducción es un acto interpretativo que contribuye a la creación de narrativas, a pesar de que en muchas ocasiones no nos demos cuenta. Por otro lado, los traductores e intérpretes actúan dentro de unos límites que hacen que los demás analicen todos los aspectos de su comportamiento lingüístico (y en el caso de los intérpretes) no lingüístico.

En el resto del capítulo Baker pretende demostrar en qué otras formas los traductores e intérpretes participan en la creación de narrativas. Los procesos de re-creación de narrativas pueden pasar por métodos lingüísticos o paralingüísticos como la entonación o una tipografía distinta hasta deixis, cambios de código uso de eufemismos, etc.

En definitiva, cualquiera que sea la elección del traductor o del intérprete, ésta tendrá, evidentemente, un impacto más allá del texto o del acontecimiento concreto en el que se sitúa, puesto que las narrativas individuales no existen aisladas de las narrativas más amplias que están en circulación en la sociedad y de las metanarrativas que circulan a nivel global. Como actores sociales, los traductores e intérpretes son responsables de las narrativas que ayudan a circular y de las consecuencias en la vida real de dar actualidad y legitimidad a dichas narrativas. (Baker 2006: 139).

Conclusión


Esta obra es muy pertinente en los tiempos que vivimos, en un momento en que existe un gran interés por posicionar a los traductores e intérpretes en contextos altamente politizados y en el que se cuestiona la lealtad dividida de dichos traductores e intérpretes en entornos como Guantánamo, Abu Graíb en Iraq, Kosovo u otras zonas en conflicto y aparecen, cada vez más, comunidades de traductores e intérpretes activistas con unos objetivos muy politizados como Babels, Translators for Peace, Tlaxcala o ECOS.

Translation and Conflict es, por lo tanto, una obra de referencia del presente siglo que puede ser del interés de lectores interesados en la relación entre el poder, el conflicto, la traducción y la sociología y contiene, al final de cada capítulo, referencias a otras lecturas para profundizar sobre el tema central de dicho capítulo.